POLÍTICA
18/03/2019 13:29 CET | Actualizado 18/03/2019 16:32 CET

Gabilondo advierte al PSOE tras el "tomo nota" de Susana Díaz

Tras la falta de acuerdo del PSOE con la expresidenta andaluza.

El periodista Iñaki Gabilondo ha advertido al PSOE —en su comentario Tomo nota, en la Cadena Ser— que detrás del “tomo nota” de la expresidenta andaluza Susana Díaz, tras no llegar a un acuerdo con la dirección federal del PSOE en la elaboración de las listas para las elecciones generales del 28 de abril, se esconde un gran problema. 

Es “un aviso a navegantes” y un “a la vuelta nos veremos”, ha afirmado Gabilondo, quien en este punto ha introducido un importante matiz: “Al partido que gane las elecciones todos estos agujeros se le zurcirán solos pero al que pierda se le convertirán en boquetes”, ha sentenciado. 

Tomo nota

El fin de semana político ha estado marcado por la manifestación contra el juicio del procés y por las presentaciones de candidatos para las elecciones, bajo mares de banderas y alardes de unidad, más virtuales que reales.

La manifestación pro independentista paseo sus protestas y esteladas por el centro de Madrid, donde habita el enemigo. “Esta no es una verdadera democracia”, gritaron, pero gritaron con total libertad, como si lo fuera. La organización fue perfecta, los reventadores no aparecieron y todo se desarrolló sin novedad pero cuando el juicio del procés acabe y cuando las elecciones pasen, el problema continuará, gordísimo, precisamente porque Cataluña seguirá desunida y los llamados partidos constitucionalistas nacionales también y, en esas condiciones, cuanto se intente estará condenado a tener muy poquito recorrido.

Así mismo los grandes partidos presentaron sus candidatos a las municipales y autonómicas con su unidad agujereadas, Los aparatos derrotaron por goleada a las militancias dejando damnificados muy ilustres en todos ellos y los obstáculos de más peso, el marianismo en el PP o el susanismo en el PSOE, se eliminaron sin miramientos.

“Tomo nota”, dijo Susana Díaz poniendo palabras al pensamiento y al reconcome de todos los postergados y no sonó como el sentencioso “tomo nota” de Juncal sino como aviso a navegantes y como “a la vuelta nos veremos”. Al partido que gane las elecciones todos estos agujeros se le zurcirán solos pero al que pierda se le convertirán en boquetes.