POLÍTICA
24/02/2020 10:10 CET

Garzón, sobre las discrepancias entre el PSOE y Unidas Podemos: "Han reforzado al Gobierno de coalición"

El ministro saca pecho con la ley del juego: "Es un salto de gigante pasar de la ley de la selva a la regulación estricta"

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha justificado las primeras discrepancias surgidas en el seno del Ejecutivo de coalición -a cuenta de las políticas de inmigración y de la ley de libertad sexual- argumentando que “hay que normalizar” estas diferencias, cuya gestión -a su juicio- “ha reforzado al Gobierno de coalición”.

“Se están sabiendo llevar con mucha maestría, rompiendo las pésimas previsiones de algunos analistas sobre este Ejecutivo”, ha opinado Garzón, quien no obstante ha admitido que las políticas migratorias desarrolladas por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, no encajan en el acuerdo firmado entre el PSOE y Unidas Podemos: “Ahora hay que sentarse y dialogar”, ha considerado. 

Precios justos para los agricultores

En referencia a las movilizaciones de agricultores y ganaderos reclamando precios justos para sus productos en origen, Garzón ha concretado la reunión interministerial de medidas para el campo de este lunes, en la que Consumo tiene mucho que decir: “Hablamos de la cadena de valor, diferencia entre precio de origen y precio en supermercados, y el último eslabón de la cadena es el consumidor”, ha recordado Garzón.

Para el ministro, “las reivindicaciones de los agricultores son legítimas e históricas”, ya que “hay una asimetría muy grande y unas correlación de fuerzas muy injustas en la cadena de valor”: “Cuando se negocian los precios los agricultores sufren mucho.  No se trata de que el Gobierno aliente las movilizaciones, se trata de resolver el problema”, ha explicado el titular de Consumo.

En este sentido, ha matizado que cuando algunos miembros del Gobierno -como el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, o la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz- pidieron a los trabajadores del campo que apretasen, “lo que querían transmitir es que la solución no va a ser sencilla”.

“En la reunión de hoy se verá que hay cosas que se pueden solucionar desde ya”, ha concretado Garzón, quien ha expresado el problema que existe en Europa sobre “cómo afrontar el problema de la cadena agraria”: “Hay un elemento estructural y no vamos a asistir a una situación como la que han vivido en Francia -con los chalecos amarillos-, vamos a ser capaces de atajarlo”, ha asegurado. 

De la ley de la selva a la regulación estricta

“Partimos de la ley de la selva en la regulación de juegos y apuestas online”. El ministro de Consumo ha sacado pecho por la prohibición del 80% de los anuncios de casas de apuestas que se hacen hoy.

En este sentido, ha admitido que “es un comienzo drástico pero necesario”, y un “salto de gigante pasar de la ley de la selva a la regulación estricta”.

Garzón ha explicado que para abordar el tema de las casas de apuestas el Ejecutivo se va a reunir con las comunidades autónomas: “No vamos a caer en el error de que la primera ley que hagamos sea inconstitucional. No buscamos una medalla, buscamos que la política pública sea eficaz. Van a mejorar los indicadores de salud pública. Se han destrozado barrios enteros”, ha sentenciado.