POLÍTICA
23/04/2021 15:40 CEST

Iglesias: la "deshumanización" de Vox "es un calco de lo que hacían los nazis en los años 30"

El líder de Unidas Podemos ha denunciado las amenazas de muerte y se niega a volver a debatir con la ultraderecha

Pablo Iglesias asegura que las dudas de Vox y su negativa a condenar expresamente las amenazas de muerte que recibió ayer, jueves, responden a su estrategia de “deshumanización que es el calco de lo que hacían los nazis en los años 30”.

El candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, ha abandonado el debate de la Cadena SER al ver cómo la candidata de Vox, Rocío Monasterio, dudaba de los ataques y rechazaba condenarlos. La representante de la ultraderecha ha llegado a decirle a Iglesias que se “largase” del debate. La salida del líder ‘morado’ fue imitada, minutos después, por Ángel Gabilondo y Mónica García, muy críticos con la actitud de Monasterio.

Iglesias, que ha denunciado este viernes ante la Policía las amenazas de muerte, ha dejado claro que no volverá a compartir espacio con esta formación. “Se acabaron los debates contra la ultraderecha”, dado que los demócratas no pueden legitimarles, algo en lo que coincide con Mónica García (Más Madrid): “No se puede consentir lo que está pasando; demasiada impunidad, demasiado blanqueamiento”, añade.

Ya se ha normalizado y blanqueado demasiado a la extrema derecha, que es el mayor peligro para la democraciaPablo Iglesias

En la denuncia cursada, a la que ha tenido acceso Europa Press, relata que la misiva con las amenazas llegó a la sede del Ministerio del Interior y en su interior había cuatro balas de gran calibre, que se asemejan a las usadas con ‘cetme’ o un “fusil de asalto”. También indica que el escrito de la carta indicaba literalmente ‘Pablo Iglesias Turrión has dejado morir a nuestros padres y abuelos. Tu mujer, tus padres y tu estáis sentenciados a la pena capital. Tu tiempo se agota’.

Por todo ello, entiende que estos hechos constituyen una “grave amenaza contra su vida y la de su familia, dado que se trata de una amenaza que incluye material de guerra, que en apariencia es real y es usada como arma de fuego de gran calibre”. Luego detalla que al tratarse de una bala que corresponde a un fúsil de “precisión y potencia”, deduce que la carta amenazante fue remitida por una persona que tiene acceso a este tipo de armas de fuego.

Finalmente, demanda que se practiquen diligencias para identificar a los posibles autores de las amenazas y se inicie una investigación judicial, dando traslado de la denuncia a al Fiscalía y reclamando que se incorpore en estas pesquisas a la policía científica.

“Ya se ha normalizado y blanqueado demasiado a la extrema derecha, que es el mayor peligro para la democracia. He presentado una denuncia en comisaría y espero que haya una respuesta judicial y que se produzcan detenciones, pero esto tiene que tener una respuesta ciudadana y democrática en las urnas”, ha trasladado en una comparecencia en las inmediaciones de la Cámara Baja junto a miembros de su candidatura y diputados de Unidas Podemos.

En consecuencia, ha insistido en que “ya era hora” de que “alguien hiciera esto” para terminar con el “blanqueamiento mediático de la ultraderecha” y una fuerza política que es “un peligro”, dado que en “democracia las amenazas de muerte no son aceptables ni dudar de cuando se producen”.

″¿Si un día me pegan un tiro, me ponen una bomba o me saltan un pie, dirán que me aprovecho de que ponen una bomba o pierdo un pie o una mano para la campaña? Han amenazado a mi padre, a mi padre, a mi pareja y a mí. Lo único que he pedido a la candidata de Vox es que se retractara de esas declaraciones en que ponía en duda la veracidad de esas amenazas y que decía que nos hemos inventado”, ha subrayado para explicar que trasladó a la cadena que si Vox permanecían en el debate, él lo abandonaba.

Tampoco ve aceptable que se ataque con ‘cócteles molotov’ la sede de su partido en la localidad de Cartagena y que no se haya producido ninguna detención, mientras que se archive que un exlegionario con fuego real dispare contra imágenes de miembros del Gobierno.

Si un día me pegan un tiro, me ponen una bomba o me saltan un pie, dirán que me aprovecho de que ponen una bomba o pierdo un pie o una mano para la campañaPablo Iglesias

Por tanto y aparte de la respuesta judicial y policial, dado que hechos como los que ha denunciado debe acarrear detenciones, Iglesias ha exhortado a desplegar una “respuesta ciudadana y democrática” ante la extrema derecha.

Un gobierno de PP y Vox sería “una tragedia”

También ha dicho que ya no le atacan por su ideología sino que le insultan con términos como “rata asquerosa” o “chepudo”. Todo unido al “cartel infame” contra los menores extranjeros no acompañados que instaló Vox y es “una copia de un cartel de la Alemania nazi” que ha amparado un juez.

“Basta ya de debatir con una fuerza política como si fuera normal cuando quieren destruir la democracia”, ha apuntado para celebrar que otras fuerzas políticas se hayan sumado luego a su gesto de negarse a debatir con Vox.

Finalmente ha advertido de la “tragedia” que supondría que las elecciones del 4 de mayo posibilitaran un gobierno de PP y Vox, aunque está convencido de que la sociedad madrileña va a dar una “lección democrática a la ultraderecha”.

DE EXPERTO A EXPERTO