NOTICIAS
25/03/2020 13:50 CET | Actualizado 25/03/2020 15:00 CET

Illa: "España ha cerrado con China una compra de material de 432 millones de euros"

El paquete adquirido incluye 550 millones de mascarillas, 950 respiradores, 5,5 millones de test rápidos y 11 millones de guantes.

RTVE
El ministro, Salvador Illa.

“España ha cerrado con China una compra de material de 432 millones de euros”. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado este miércoles que, tras la reunión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con las autoridades chinas, se ha cerrado un acuerdo con el país asiático para dicha provisión. 

“Hemos comprado mascarillas, test rápidos y equipos de respiración asistida”, ha explicado Illa, quien ha resaltado también que se está promoviendo la fabricación nacional de estos equipamientos. 

El paquete adquirido, que incluye 550 millones de mascarillas, 950 respiradores, 5,5 millones de pruebas rápidas de coronavirus y 11 millones de guantes, llega un un momento crítico para los profesionales sanitarios, quienes demandan por diversas vías la necesidad de equipos de protección para realizar su labor en unas condiciones mínimas de seguridad. 

Tras este anuncio, Illa ha querido subrayar que “no ha habido ninguna confiscación ni retención de materiales, no la habido ni la habrá”, y que el Gobierno “seguirá apoyando” todas las acciones de compra que hagan las distintas comunidades autónomas. En este sentido, Illa ha matizado que se han repartido ya 6 millones de mascarillas.

El titular de Sanidad ha reiterado también que es el momento de la solidaridad con la Comunidad de Madrid, tras lo que ha agradecido a las comunidades autónomas que han respondido a la petición de provisión de equipos para esta región.  

“Quiero destacar el papel del presidente a nivel internacional en materia sanitaria y económica”, ha afirmado Illa, quien ha recordado la buena acogida por parte de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, de un Plan Marshall para Europa, tal y como ha solicitado Sánchez. 

El contagio “importante”, la última semana de febrero

Por otro lado, Illa ha situado en la última semana de febrero el contagio “importante” del coronavirus en algunos territorios de España, en concreto, en la Comunidad de Madrid, y a partir de ahí, ha dicho, el Gobierno ha ido dando respuestas “de forma rápida” conforme tenía información.

El ministro respondía así al ser preguntado sobre si ya el 9 de marzo, cuando España pidió ayuda de material a la OTAN, se conocía la expansión de la pandemia y si fue un error celebrar “actos multitudinarios” los días previos, en referencia a las manifestaciones con motivo del Día de la Mujer del 8 de marzo.

El ministro ha explicado que hasta el momento en que el Gobierno tiene notificación de los casos han pasado una media de entre 8 y 10 días, periodo durante el cual aparecen los síntomas (5-6 días tras el contagio), se acude a los servicios sanitarios, se hacen los test, se obtienen los resultados y se comunican.

“Lo que detectamos la tarde-noche del 8 de marzo se produjo 8 o 10 días antes y estimamos que hacia la última semana de febrero es cuando se produjo el contagio importante en algunas partes del territorio español, en concreto, en la Comunidad de Madrid y esto es lo que sabemos”, ha respondido Illa.

Medidas para esta “crisis temporal” 

Por su parte, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha anunciado las medidas adoptadas por su ministerio para “proteger rentas y generar cohesión” en esta “crisis temporal”.

“A los autónomos me dirijo primero: cualquiera que haya visto interrumpida su actividad tiene derecho a una prestación que va a llegar al menos a 950 euros”, ha argumentado Escrivá, quien ha explicado que “por  una parte queda exonerado de sus cotizaciones sociales y además recibirá sus 661 euros al menos, para quien cotice por el mínimo”.

“Ya la han pedido más de 50.000 autónomos esta prestación”, ha matizado. 

En referencia a los ERTE, Escrivá ha concretado que “llevan acompañada una exoneración de las cotizaciones sociales”, de manera que “las empresas opten por los ERTE y no por los despidos”.

Sobre la incapacidad temporal, el ministro de Seguridad Social ha asegurado que “siempre han asimilado a los infectados y a aquellos en aislamiento a una baja laboral por accidente de trabajo: desde el primer día se ha hecho cargo de los costes la Seguridad Social. Ya hay más de 130.000 bajas de este tipo”.

“Es una situación dinámica, evaluamos permanentemente la situación”, ha afirmado, antes de considerar que “esta crisis tiene de diferencia con la anterior que es prácticamente común a todas las economías desarrolladas”.

El HUFFPOST PARA EL ÁGUILA