INTERNACIONAL
19/07/2021 16:28 CEST | Actualizado 19/07/2021 17:07 CEST

Inglaterra levanta las restricciones y abraza la "libertad" mientras suben los casos

Desde este lunes, se terminaron las distancias, la obligatoriedad de la mascarilla y los límites en los aforos.

EFE

Como un espejo a la antigua normalidad. Inglaterra está estrenando este lunes lo que han bautizado como el primer ‘Día de la libertad’ frente al coronavirus —sin mascarilla obligatoria, sin distancias y sin aforos—, aunque lo hacen con los casos disparados (cerca de 50.000 diarios) y con el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, confinado por haber mantenido contacto con su ministro de Sanidad, que ha dado positivo.

Johnson, no obstante, ha instado a la ciudadanía a que se comporte con “cautela”. Según los últimos datos oficiales el país registró este domingo otras 48.161 nuevas infecciones y otras 25 muertes. Y, aún así, desde este lunes ya no habrá límites por ley en el número de personas que pueden juntarse en espacios cerrados o asistir a eventos, mientras que los locales nocturnos abrieron sus puertas ya en la medianoche.

Además, el uso de mascarillas se recomendará en algunos lugares si bien ya no serán obligatorias. El fin de las restricciones se acomete pese a que la comunidad científica se muestra contraria y se prevé que las infecciones en el país alcanzarán los 200.000 casos al día a finales de verano.

Lo cierto es que más del 68% de la población adulta británica está vacunada y, por eso, estiman que las hospitalizaciones, las enfermedades graves ocasionadas por el virus y las muertes por covid-19 se situarán en niveles mínimos en relación con los peores momentos de la pandemia

En el resto de Europa se mantiene la cautela

Mientras, en el resto de Europa se mantiene la cautela porque los contagios siguen al alza y la presión en los hospitales aumenta paulatinamente, pese a que el ritmo de vacunación se acelera y ya ha superado a Estados Unidos en la proporción de población con al menos una dosis.

La pandemia en España sigue avanzando, aunque con menor ritmo de contagios diarios, mientras aumentan los pacientes ingresados tanto en camas regulares de hospital como en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Y algunas comunidades apuestan de nuevo por los toques de queda de madrugada para intentar frenar la expansión del coronavirus, sobre todo entre la población más joven.

Portugal, con creciente presión hospitalaria

Con una creciente presión hospitalaria, actualmente en niveles no vistos desde hace cuatro meses, Portugal mantiene restricciones como el toque de queda en los municipios con mayor incidencia del país y no evaluará hasta después del próximo día 27 si aplica más reglas para contener la variante delta.

El país, con diez millones de habitantes y un balance de 17.207 muertes y 930.685 contagios desde que comenzó la pandemia, atraviesa su cuarta ola de coronavirus, que ha llevado a un progresivo aumento de casos diarios y hospitalizaciones en las últimas semanas.

La responsable de este empeoramiento es la variante delta, con una prevalencia del 88 % en todo el país, pero de hasta el 100 % en las regiones de Lisboa y Valle del Tajo y el Algarve, donde hay un toque de queda entre las 23.00 y las 05.00 horas.

Francia aprieta con las restricciones

El Gobierno francés acelera el reforzamiento de las restricciones anticovid con la presentación este lunes de un proyecto de ley que hará necesario el certificado sanitario para actos corrientes de vida social.

El portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, confirmó en una entrevista a la emisora France Info que “se cumplirán los plazos” y que desde este miércoles habrá que presentar el certificado sanitario para ir al cine, al teatro, a un museo o a cualquier evento con más de 50 espectadores.

Además, una vez aprobado el proyecto de ley desde comienzos de agosto se extenderá la exigencia del certificado sanitario al transporte público de largo recorrido, a grandes centros comerciales e incluso a bares y restaurantes.

Eso, y la obligatoriedad de la vacunación desde el 15 de septiembre para sanitarios y profesionales en contacto con personas vulnerables, se justifica, según Attal, porque la tasa de incidencia en Francia es “estratosférica”, porque el número de casos se ha duplicado en una semana y porque la variante delta “es mucho más contagiosa”.

Por lo demás, el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune, afirmo este lunes que Francia intenta evitar restricciones más duras y que para ello sacará conclusiones - dijo- de la desescalada demasiado rápida e “imprudente” en España.

Alemania sufre un leve pero continuado incremento de contagios

La incidencia de contagios con la covid-19 sigue en Alemania en aumento, leve pero continuado, tras haberse alcanzado el domingo el nivel de 10 casos en siete días por 100.000 habitantes. Los niveles de actuación empiezan a activarse a partir de los 35 casos.

El ministro de Economía, el conservador Peter Altmaier, descartó este fin de semana que vaya a procederse a nuevos cierres en la restauración o la vida comercial. No hay razón para adoptar este tipo de medidas mientras no haya una saturación de la sanidad pública, lo que no parece que vaya a ocurrir, añadió.

Photo gallery Las imágenes de Inglaterra abrazando la vida prepandemia See Gallery

TERRITORIO PARADORES