TENDENCIAS
17/09/2020 09:30 CEST

Kanye West orina sobre un Grammy para protestar contra las discográficas

El rapero ha compartido las imágenes en redes sociales creando gran desconcierto entre sus fans.

Kevin Lamarque / Reuters
Kanye West en un encuentro con Donald Trump en octubre de 2018.

El rapero y candidato a las elecciones presidenciales de EEUU Kanye Westha vuelto a la polémica. Esta vez el músico se ha quejado de las cláusulas abusivas de los contratos discográficos en redes sociales. Pero lo llamativo no es la causa, defendida por numerosos artistas dentro de la industria, sino el cómo: meando sobre un premio Grammy. Uno de los 21 que atesora a lo largo de su carrera.

“Creedme, no voy a parar”, ha escrito junto al vídeo en el que el galardón aparece en el váter y se ve cómo el rapero le orina encima.

El rapero acabó hace unos días con sus contratos con Sony y Universal y aseguró que hará “todo en su poder legal” y usará “su voz para que cambien todos los contratos de artistas comenzando por obtener sus grabaciones para sus hijos”.

En su cruzada, West ha animado a participar a numerosos artistas como Bono, cantante de U2, Paul (McCartney), Drake, Kendrick Lamar e incluso su archienemiga Taylor Swift. 

De hecho, días antes West se había dedicado a publicar una a una las hojas de todos sus contratos discográficos dejando ver cada una de las cláusulas impuestas por las discográficas.

Entre sus denuncias contra las discográficas, West menciona “costes ocultos” agrupados bajo “tarifas de distribución”, que garantizarían que los sellos ganen más dinero y que están presentes en la mayoría de “contratos estándar” que califica de “trampas”.

La polémica tiene lugar en plena carrera presidencial a dos meses de las elecciones de EEUU a las que West es candidato, aunque con remotas posibilidades de ganar.

El nombre de West aparecerá en las papeletas de una docena de estados, como Arkansas, Colorado, Oklahoma y Vermont, donde ha conseguido registrarse dentro de plazo tras el pago de unos 6 millones de euros en impuestos.

A pesar de que el músico registró su comité de campaña electoral en la Comisión Federal de Elecciones estadounidense, nunca han sido claras las intenciones reales detrás de su candidatura política, ya que se anunció cuando el plazo para registrarse había expirado en numerosos estados.

Al mismo tiempo, su pareja Kim Kardashian pidió hace unos meses “compasión y empatía” hacia West, ya que sufre trastorno de bipolaridad.

A pesar de que el músico registró su comité de campaña electoral en la Comisión Federal de Elecciones estadounidense, nunca han sido claras las intenciones reales detrás de su candidatura política, ya que se anunció cuando el plazo para registrarse había expirado en numerosos estados.

Un reportaje de la cadena de noticias CNN aseguró que la iniciativa de West era vista con buenos ojos por parte de algunos miembros del Partido Republicano, ya que los conservadores consideraban que su nombre en las papeletas podría desviar a votantes potenciales del demócrata Joe Biden.

Sin embargo no está claro si su presencia en los pocos territorios que contarán con la candidatura dañarán al aspirante demócrata o al presidente actual, Donald Trump, de quien el propio West se declaró admirador antes de competir en las urnas contra él.