Kiko Rivera carga contra su madre, Isabel Pantoja, con mucha más crudeza: "¿Dónde está ese dinero?”

El DJ se siente huérfano.
La entrevista de Kiko Rivera en la portada de 'Lecturas'.
La entrevista de Kiko Rivera en la portada de 'Lecturas'.

Ya es oficial. Mila Ximénez, archienemiga de Isabel Pantoja, ya podría ser la biógrafa del hijo de la tonadillera. Kiko Rivera le ha vuelto a conceder una entrevista en la revista Lecturas para cargar de nuevo contra su madre, pero esta vez sus palabras son mucho más crudas que en la primera entrega. Habla de comportamientos de la artista en lo que atañe a su relación personal, de deudas y cuantifica los trajes de Paquirri que encontró en Cantora y que desataron esta batalla: siete, más el que vestía el día de su muerte en 1984.

Según las palabras del DJ, Isabel Pantoja le debe cerca de tres millones de euros. Además, Kiko firmó una hipoteca de 1,2 millones —de la que la cantante lleva 15 meses sin pagar la letra en perjuicio de su hijo— con su parte de Cantora, con el objetivo de ayudar a su madre a salir de prisión. Lo hizo sin tener conciencia de que ya se habían recaudado 800.000 euros a través de amistades, asegura.

”¿Dónde está ese dinero?”, se pregunta. Pese a ello, prefiere “un mal acuerdo que un buen juicio” para evitar que Pantoja pise de nuevo la cárcel. Por todo ello, entiende que su madre se ha gastado su propio dinero y el suyo.

Por otro lado, Kiko revela cómo está siendo la relación con su madre en la intimidad. Su contacto con ella es nulo, pero Pantoja se las apaña para dar señales de vida. A ese respecto, relata que la tonadillera envió un audio de WhatsApp a su mujer Irene Rosales con la intención de que lo escuchara una de sus nietas de cinco años. En él decía: “Si tu madre tiene tiempo entre tele y tele, que te ponga este audio. Soy tu abuela, la que creen que está muerta. ¡Ha resucitado!”.

Además, el DJ tiene constancia de que su madre se refiere a él como “ese”. ”¡Es tan duro ser huérfano sin serlo!”, lamenta. De hecho, en el peor momento en relación a su drogadicción, Pantoja sólo hizo acto de presencia los dos primeros días. Prefería negar que su hijo estuviese enfermo, relata.

El problema de Isabel Pantoja se reduce a su ansia de poder, según el DJ. Por eso le habría alejado de su familia paterna, le habría quitado parte de su dinero y le habría utilizado para firmar documentos.

La evolución de Kiko Rivera Pantoja