Kiko Matamoros habla así de su adicción a las drogas y la polémica está servida

Nunca ha intentado desintoxicarse porque, según él, puede hacerlo cuando quiera.

Desde que apareció por primera vez en la pantalla, Kiko Matamoros y polémica van unidos de la mano. El colaborador de Mediaset y representante de famosos se siente como pez en el agua avivando rumores y controversias de cualquier tipo, incluso de su vida personal.

El domingo pasado, Kiko Matamoros se sentó en el Sábado Deluxe especial del domingo —porque este fin de semana hubo programa las dos noches— y, como protagonista y no como colaborador, se sometió al polígrafo de Conchita dispuesto a hablar sobre cosas de las que nunca lo había hecho.

Fue entonces cuando profundizó en sus adicciones sin esconderse. “Soy cocainómano desde los 15 años y desde entonces no he dejado de consumir”, afirmaba tajante.

Sin pelos en la lengua, Matamoros fue relatando su relación con esta droga a lo largo de varias etapas de su vida: de excesos y desmadre al principio; más contenida mientras estuvo con su primera mujer, Marian, madre de cuatro de sus cinco hijos; muy habitual en los años en los que fue pareja de Makoke; y ahora, desde que empezó a salir con la influencer Marta López de 23 años, ocasional.

“Ella es antitodo”, decía de su actual compañera y explicaba que ahora sólo consume cuando se reúnen con amigos en casa. “Ella se cabrea, mira para otro lado y me da la brasa”, confesó.

Kiko Matamoros y Matra López
Kiko Matamoros y Matra López

Matamoros aseguró además que nunca había intentado desintoxicarse porque, según él, puede hacerlo cuando quiera, insistiendo en todo momento en que jamás había tenido un problema grave por ello, ni sentido miedo a tener un exceso.

No es el primero... ni el último

Matamoros no ha sido el único de los que forman el plantel de colaboradores de este programa que ha reconocido su adicción a la cocaína.

La primera fue Belén Esteban, que durante mucho tiempo desapareció del programa para centrarse en su recuperación. Desde entonces, la “princesa del pueblo” no ha querido volver a hablar de ello y a esa etapa se refiere como “cuando estaba malita”.

Más estremecedoras fueron las declaraciones de Alonso Caparrós, al que la droga le destruyó su “idílica” vida de estrella de la televisión. “Consumía la suficiente droga como para matar a siete caballos”, contó en Sálvame. Caparrós sí es capaz de hablar de aquella etapa sin tapujos, reconociendo que aquello fue un infierno.

Ellos huyeron y reconocieron los problemas que acarreó el consumo continuado de esta sustancia y lo complicado que es desengancharse. En cambio, el consumo normalizado de Kiko Matamoros dibuja una relación sin consecuencias que lamentar.

Un mensaje que no tardó en discutirse en Twitter por considerarlo peligroso.

Así han cambiado los colaboradores de 'Sálvame'