NOTICIAS
20/08/2021 20:00 CEST

La Fundación Toro de Lidia compara a la alcaldesa de Gijón con los talibanes por prohibir las corridas

"Los talibanes destruyeron los budas de Bamiyan por lo mismo que la alcaldesa de Gijón pretende derribar la tauromaquia"

Fran Santiago via Getty Images
El torero Miguel Angel Perera en Huelva. 

La plaza de toros de El Bibio de Gijón no volverá a albergar la tradicional feria taurina de Begoña, ya que el Ayuntamiento de la ciudad no renovará la concesión del coso por considerar que no se pueden utilizar los toros para “desplegar una ideología contraria a los derechos humanos”. Se ha acabado la feria taurina”, afirmó la alcaldesa de Gijón, Ana González, tras la polémica por dos toros que se llamaban “Feminista” y “Nigeriano”.

Una decisión que ha enfadado a muchos a toreros y taurinos. Sin ir más lejos, el torero Julián López ‘El Juli’ acusó este jueves a la regidora de no tener cultura y de desconocer el motivo real de por qué estos dos animales se llamaban así. 

Este viernes ha sido el turno de la Fundación Toro de Lidia, que ha ido más allá y ha comparado a González con los talibanes. En una carta abierta publicada en el ABC, el presidente de esta fundación, Victorino Martín, se dirige a la alcaldesa para decir que han asistido “atónitos en los últimos días a sus declaraciones sobre el nombre de dos toros lidiados en la última Feria de Gijón y su clara determinación de que en Gijón no vuelvan a celebrarse festejos taurinos”. 

Y acto seguido asegura estar preocupado por “los tintes totalitarios que muestran sus palabras”. Martín opina que González ha “aprovechado una excusa peregrina para propiciar un deseo largamente perseguido: prohibir los toros en Gijón”. “Un mínimo de curiosidad intelectual o del debido asesoramiento antes de opinar de manera tan frívola, le habría ahorrado el ridículo de hablar sin conocimiento y no habría quedado tan a las claras su motivación real y su totalitarismo ideológico”, ha continuado. 

En el siguiente punto de la carta, Martín no duda en sacar a los talibanes y comparar sus actos con la prohibición de los toros en Gijón.

En estos días estamos viendo en diversas partes del mundo cómo en nombre de supuestas mayorías o de una moralidad superior, hay quienes arrasan con los derechos que no pueden depender de mayorías, como son los derechos humanos, derechos inalienables y comunes a toda la familia humana.

Usted seguramente se escandalice con la comparación, pero eso es porque ningún espíritu totalitario se mira en el espejo y se reconoce como tal, sino que se ve como alguien que trabaja por un mundo más virtuoso. Los talibanes destruyeron los budas de Bamiyan por lo mismo que la alcaldesa de Gijón pretende derribar la tauromaquia, porque según ellos ambas manifestaciones de la cultura son inmorales.

Tanto a los talibanes como a la alcaldesa de Gijón se les olvida que ni los budas de Bamiyan ni los toros son suyos, sino que son patrimonio común de toda la humanidad”. 

El presidente de la fundación concluye su carta aseverando que la alcaldesa no puede prohibir los toros en el municipio. 

 

TERRITORIO PARADORES