La herencia de Camilo Sesto: dinero para toda la vida, un hijo único y un tercero en discordia

A Camilo Blanes, su heredero universal, no dejan de surgirle problemas.
Camilo Sesto en diciembre de 2016 en Madrid.
Camilo Sesto en diciembre de 2016 en Madrid.

Camilo Sesto dejó a su único hijo, Camilo Blanes, montado en el dólar. En el testamento del artista que murió a los 72 años por un fallo renal en diciembre de 2019, Camilín —fruto de la relación con la mexicana Lourdes Ornelas— aparecía como el heredero universal del cantante. Ha recibido un patrimonio millonario y unos derechos de autor que podrían generar 200.000 euros al año.

Ahora el patrimonio de Camilo Sesto es el de Camilo Blanes, de 37 años: una casa en Torrelodones (Madrid), una parcela de 2.500 metros en la misma zona, un chalet en La Chopera de Las Rozas (Madrid) y una casa en Marbella; dos millones de euros en activos financieros y los éxitos musicales del cantante, es decir, los derechos de las canciones que componía y producía. En total, el patrimonio suma alrededor de seis millones de euros.

A pesar de que según el testamento Camilo Blanes no tendría que pelear con nadie por la suculenta herencia, son varias las polémicas con las que se ha encontrado. La última de ellas tiene un nuevo protagonista: un joven barcelonés de 30 años que asegura ser hijo del cantante y que pretende luchar por sus derechos, como adelanta Jaleos.

Los ‘enemigos’ de Camilín

El joven de 30 años que acaba de aparecer en escena sostiene ser hijo legítimo del cantante, a pesar de que hasta ahora no se ha sabido nada de él “por deseo propio”. Trabaja en el sector del transporte y, al parecer, ya habría iniciado todos los trámites para reclamar lo que le correspondería si finalmente se demostrase su vinculación con el intérprete de Vivir así es morir de amor. Durante el proceso, prefiere mantener su anonimato. De conseguir su objetivo, podría acceder a una sexta parte de la herencia.

El barcelonés no sería el único en sacar tajada del patrimonio que ahora le pertenece a Camilo Blanes, que actualmente vive en Torrelodones. El pasado mes de agosto Sálvame emitió un directo del Instagram del heredero universal de Camilo Sesto en el que aparecía en unas condiciones preocupantes. Este hecho motivó que su madre llamara al programa en directo para explicar la situación a la que se enfrenta su hijo.

Lourdes Ornelas reveló lo que era un secreto a voces, que Blanes padece un problema de adicción y malos hábitos por el que ya ha estado internado en México, y que algunas de las personas que han gestionado el asunto de la herencia de su padre se han aprovechado de sus circunstancias para “engañarlo”.

La mexicana, que se ha trasladado a Madrid para estar cerca de su hijo, reveló que los abogados que se encargaron de hacer el traspaso de capital al heredero se habrían quedado con 400.000 euros por sus servicios, una cantidad que aparecería a modo de porcentaje en un documento que habría firmado Blanes. Sin embargo, ella sostiene que su hijo no está en condiciones de firmar nada. Incluso acabó confesando que “no es tan fácil incapacitarlo”, después de reconocer que se lo había planteado.

“Es un problema de salud. Siempre me dice que no va a volver a pasar, y yo le digo que se vea en los vídeos para que se dé cuenta. Llevamos mucho tiempo con esto y la cabeza no me da para más”, afirmó durante su intervención en Sálvame. Además, en el programa de Telecinco algunos colaboradores afirmaron que hay gente que se acerca a Camilín para que “le pague las fiestas”.

Camilo Blanes vivió durante su infancia alejado de su madre, afincado con Camilo Sesto en España. Años más tarde, el joven volvió a México, junto a Ornelas, para emprender una carrera musical, aunque nunca llegó a triunfar.

La vida de Camilo Sesto, en fotos