NOTICIAS
18/09/2020 18:22 CEST | Actualizado 18/09/2020 19:31 CEST

La incoherencia de Madrid: cierran parques pero no salas de apuestas

Al aire libre hay mucha menos probabilidad de contagio (pero los juegos en el parque no dan dinero).

Todos los madrileños tenían esta tarde una cita con su presidenta. Después de anunciar este miércoles confinamientos selectivos en las zonas de Madrid con más incidencia del coronavirus, de desdecirse, y de cambiar hasta en dos ocasiones la hora de la rueda de prensa de este viernes, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha comunicado las restricciones que se aplicarán a partir de próximo lunes y al menos durante dos semanas en 37 zonas básicas de salud de la región.

Ayuso ha insistido en que las restricciones están enfocadas en la labor de diagnóstico -para ello ha anunciado la realización masiva de pruebas de antígenos- y en el cumplimiento de las cuarentenas. La teoría es comprensible... hasta cierto punto. Además de que se permite ir a trabajar (y otras muchas actividades), llama la atención que se restrinja la actividad en jardines y parques, que permanecerán cerrados a cal y canto, mientras que los locales de juego y apuestas (entre otros) seguirán abiertos, con un 50% del aforo. 

Médicos, epidemiólogos e inmunólogos llevan meses insistiendo en que la posibilidad de contagio al aire libre es ínfima. Por eso cuesta tanto aceptar que bares, restaurantes y locales de ocio abran al 50%, pero no los parques. 

 

“Ahora sabemos que los bares y restaurantes son lugares seguros, pero en entornos familiares hay excesos de confianza” y se producen más contagios, ha argumentado Ayuso. “En parques no sabemos si las reuniones van a ir a más [de seis personas]. Así nos aseguramos de que no hay concentraciones vecinales, etcétera”, ha contestado la presidenta cuando El HuffPost le ha preguntado por esta contradicción durante su rueda de prensa.

Es cierto que en los hogares se da una gran parte de los contagios, pero no en los parques. 

“En entornos abiertos, la transmisión es mucho más difícil. Hasta ahora, toda la evidencia científica nos ha dicho que más del 80% de los brotes, no de los casos aislados, se ha producido en reuniones o actos en lugares cerrados donde hay mucha cercanía y movimiento”, explicaba hace unos meses a El HuffPost Ildefonso Hernández, catedrático de Salud Pública y portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS).

Según una investigación japonesa, el riesgo de infección en espacios cerrados es casi 19 veces mayor que en el exterior. “Los espacios al aire libre son mucho más seguros que los espacios cerrados; por otra parte, en la época en la que estamos la mayoría de la gente sabe que la distancia física es importante y que hay que usar mascarillas. Las transmisiones de contagios que conocemos se han producido en espacios cerrados”, señalaba Joan Ramón Villalbí, epidemiólogo y miembro de SESPAS, en otra entrevista con El HuffPost

Se han documentado cadenas de contagios en fábricas, en reuniones en domicilios, en iglesias, en clases de zumba y en coros, pero no en encuentros al aire libre y en movimiento. 

Photo gallery El metro de Madrid, a reventar en pleno repunte de la pandemia See Gallery

NUEVOS TIEMPOS