30/09/2021 10:21 CEST | Actualizado 30/09/2021 10:21 CEST

La inolvidable cena ‘A 4 Manos’ de los hermanos Torres y Paradores

El primer ‘A 4 Manos’ de Paradores con destacados chefs evidencia la energía y el empuje de la red estatal y su capacidad para ofrecer experiencias únicas a sus clientes, en los privilegiados enclaves naturales en los que se ubican.

Un efusivo aplauso puso el broche final a una cena inolvidable celebrada a cuatro manos en el Parador de Aiguablava por Javier y Sergio Torres (‘Cocina Hermanos Torres’, Barcelona) y el cocinero Roger Puiggrós (chef del Parador). Los comensales, entre los que había también franceses, suizos y austriacos, estaban entusiasmados con la posibilidad que se les brindaba. En un salón en el que el espectacular paraje natural de Punta d’es Muts (Costa Brava) entra en tromba, los tres cocineros elaboraron un menú especial que conectaba las propuestas más creativas de los hermanos Torres -galardonados con 3 estrellas Michelin y 3 Soles Guía Repsol- con la apuesta por la cocina de raíces de ‘Paradores’.

PARADORES
Los aperitivos otoñales de los Torres , con tinta de flores o trufa, abrieron boca en esta cena única.

Tras una recepción con cava en la que los Torres y Puiggrós dieron personalmente la bienvenida, el menú arrancó con cinco aperitivos elaborados por Sergio y Javier convertidos en todo un homenaje al otoño: el pan de otoño serigrafiado con tinta de flores, el crujiente de jamón reserva de cinco años con encurtidos y tomate -su particular guiño al pa amb tomàquet-, el bombón de hueva de atún de la Marina Alta, el dentelle de trufa de otoño y una delicada galleta de fósil de anchoa.

PARADORES
La colaboración en la cocina fue total entre los equipos de los Torres y Puiggros.

También con la firma de los Torres, se sirvieron platos como el calamar curado de costa con consomé de ave y caviar -uno de los preferidos de Sergio y todo un símbolo ya de su restaurante en Barcelona-, y la paletilla de cabrito lechal “Menjar Blanc” acompañada de migas de pastor y ñoquis de zanahoria. 

PARADORES
Los chefs mantuvieron un ritmo intenso para que todo resultara como en una coreografía.

Por su parte, Puiggrós deleitó a los comensales con platos como las delicadas flores de calabacín en tempura rellenas de queso de cabra con base de puré de remolacha, el pulpo de roca al ’All cremat” -uno de los éxitos del parador-, servido con cremoso de patata caliente y polvo de ajo dorado por encima; y el suquet de pescado de roca con escorpora, gambas y almejas, toda una oda a la cocina marinera de la Costa Brava.

PARADORES
Los platos más exitosos de la cocina del Parador de Aiguablava eran parte esencial del menú.

El toque más dulce llegó con la espuma de crema catalana de Puiggrós, con su tradicional quemada y frutos rojos para decorar; y la roca de chocolate, una nube de cacao propuesta por los barceloneses cuya textura efímera sorprendía en boca. Para terminar, los Torres continuaron con el festival dulce con una selección de petit four entre los que se incluían una pasta de fruta rebozada con azúcar, una nube de yuzu con ralladura de lima y un bombón de chocolate con un toque picante. Bocados que completaron esta cena a cuatro manos difícil de olvidar. 

PARADORES
El ambiente distendido y los clientes entregados al menú degustación y al maridaje.

Todo fluyó a la perfección en la cocina entre Puiggrós y los Torres. “En este ‘A 4 Manos’, vamos todos a una”, comentaba Javier, satisfecho con la experiencia. El chef destacaba cómo las cocinas de ambos equipos comparten un hilo conductor basado en el producto, la autenticidad y la sostenibilidad, marcando diferencias como que “Roger defiende una cocina de territorio, mientras nosotros le damos un punto más sofisticado al producto”.

PARADORES
El famoso calamar curado, consomé de ave, figuraba entre los platos de los Torres.

Con esta memorable cena, Sergio y Javier Torres inauguran una serie en la que los jefes de cocina de la red pública se ponen al frente de sus fogones junto con algunos de lo chefs más prestigiosos de España. Una colaboración que profundiza en el camino emprendido por Paradores para poner el foco en la cocina que valora el producto de proximidad, la sostenibilidad y el trabajo directo con los productores.

PARADORES
La cena finalizó con una ovación, tras gozar de los manjares que habían preparado los chefs conjuntamente.

Toma el testigo de los Torres la chef valenciana Begoña Rodrigo de ‘La Salita’ (1 Estrella Michelín y 2 Soles Guía Repsol) que elaborará un menú degustación junto con José Antonio Alcarazo, jefe de cocina del Parador de El Saler, el viernes 22 de octubre. Basada en el producto local de La Albufera, será una cena sorprendente y muy especial.

En noviembre serán Carlos Maldonado, del restaurante ‘Raices’ (1 Estrella Michelín y 1 Sol Guía Repsol) en Talavera de la Reina, y el chef del Parador de Cuenca, Miguel Ángel Martínez, quienes se pongan al mando de los fogones para que la caza y el producto de la extensa despensa natural de Castilla La Mancha, luzca como merece.