No se les ha ido la pinza: el horror de los 90 ahora es tendencia

Bella Hadid, Dua Lipa y hasta Mónica García ya se han sumado a esta moda.
Las modelos Irina Shayk y Bella Hadid con el pelo recogido en sendas pinzas.
Getty
Las modelos Irina Shayk y Bella Hadid con el pelo recogido en sendas pinzas.

Las tendencias de los 2000 que medio mundo juró no volver a ponerse han vuelto con fuerza, pero el último accesorio en hacer un exitoso regreso es más antiguo, llega desde los noventa. Hablamos de la clásica pinza que muchas han lucido para andar por casa o en la peluquería y que lució Rachel Green en Friends.

Este tipo de pinzas son las mejores aliadas para recoger el pelo en casa, ya sea porque hace calor o porque queremos sujetar toda la melena en un moño y resulta más cómo y rápido que utilizar gomas y horquillas. Ahora la pinza ha dejado el ámbito doméstico y ha pasado a la calle.

En las últimas semanas se la hemos visto a Mónica García en la manifestación del 1 de mayo, pero una de las grandes responsables de que la pinza haya dado el salto y se haya convertido en objeto de deseo es Bella Hadid.

La modelo, que se ha empeñado en recuperar tendencias controvertidas como el tanga a la vista, los pantalones de cintura baja o las mechas, tiene toda una colección de pinzas que utiliza en todo tipo de situaciones.

Bella Hadid, con pinza.
GTRES
Bella Hadid, con pinza.

Es fácil fotografiar a Hadid por las calles de Nueva York o Los Angeles con modelos sencillos en negro o blanco, pero también otros más arriesgados con purpurina. Ella opta por recoger todo el pelo en la pinza, igual que la modelo Irina Shayk, pero otras prescriptoras de estilo se han dejado ver con semirecogidos.

Un ejemplo es la cantante Dua Lipa, que se fue de cena con una enorme pinza en color azul que recogía parte de su melena, dejando la mayor parte libre y con unos mechones delanteros sueltos, al más puro estilo años 90. También por el semirecogido con una gran pinza ha apostado la reina de las influencers, Chiara Ferragni. En su caso la hemos visto con un pinza marrón despejando toda la parte delantera de la cara.

La italiana no sólo es fan de las pinzas marujeras, también es habitual que luzca pequeñas pinzas de colores como las adolescentes de los noventa y principios de los 2000.

Las pinzas, por su puesto, ya han llegado a las tiendas. En Mango ya han puesto a la venta varios modelos en colores primaverales y en Asos hay un catálogo para todos los gustos.

Pinzas de Mango.
MANGO
Pinzas de Mango.

Desde modelos sencillos en color negro, hasta otros en forma de flor con estampado carey. Para las más arriesgadas, la web también ha puesto a la venta diseños marmolados y pinzas en forma triangular.

Pinza negra de Asos.
ASOS
Pinza negra de Asos.

Asos se ha venido arriba y también ha incluido en su catálogo las pequeñas pinzas con las que está obsesionada Ferragni, además de pasadores de todos los colores, coleteros y pinzas de clip. El pasado siempre vuelve.

Pantalones de tiro bajo: la tendencia más denostada de los 2000