NOTICIAS
06/08/2019 12:32 CEST

La Policía Nacional detiene a 18 presuntos miembros de bandas latinas en Madrid y Barcelona

Los arrestados son miembros de los Trinitarios , Latin Kings y Dominican Don’t Play.

EFE

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a 17 presuntos miembros de las bandas latinas Trinitarios y Latin Kings, a raíz de distintas agresiones entre los integrantes de estos grupos ocurridas en el distrito de Ciudad Lineal de la capital.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid, las detenciones se produjeron en el marco de un operativo desarrollado en julio, después de que los investigadores relacionaran a varios de los jóvenes con dos agresiones ocurridas en el mencionado distrito.

En una de ellas un joven fue apuñalado a la salida de una estación de metro, mientras que en la otra un hombre resultó herido de gravedad por arma blanca en unas instalaciones deportivas.

Las pesquisas permitieron determinar que los agresores pertenecían a las bandas Latin Kings y Trinitarios, así como que tres de ellos eran menores de edad, por lo que fueron puestos en su día a disposición de la Fiscalía de Menores.

 En Vilafranca del Penedès (Barcelona) la Policía Nacional también ha detenido a un miembro de la banda latina Dominican Don’t Play como presunto autor de un homicidio registrado en abril en un pub del madrileño distrito de Latina, y que se encontraba en paradero desconocido desde entonces.

El presunto autor de los dos disparos que acabaron con la vida de un joven de 29 años, ha sido detenido durante un control en la localidad barcelonesa según ha informado este martes la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 14 de abril, cuando la víctima, de nacionalidad española y de origen dominicano, se encontraba en el interior de un local de copas ubicado en el número 68 de la calle Seseña. 

Cuando los sanitarios del Samur-Protección Civil llegaron al local, el joven estaba entrando en parada cardíaca y le practicaron una toracotomía de urgencia antes de trasladado con pronóstico muy grave al Hospital 12 de Octubre, donde finalmente fallecía dos días después.