Las cinco recomendaciones teatrales de Antonio para octubre

Octubre también se presenta como un mes caliente para el teatro. Lleno de reposiciones, que ya rompieron taquillas, y de estrenos. Si los confinamientos no lo impiden, estas son cinco propuestas que los madrileños podrán ver el próximo mes:

  • Carmiña, de Noelia Adánez, en Teatro del Barrio es otro de los monólogos que este teatro está produciendo sobre mujeres de la cultura española que se atrevieron a romper la tradición y las normas. Mujeres a las que hay que conocer y reconocer públicamente. Que se quisieron libres y vivas. Esta vez la mujer elegida es la escritora Carmen Martín Gaite, la Carmiña del título. Una escritora que siempre estuvo buscando un interlocutor que encontró en su hija, a la cual perdió. Obra interpretada por Nieve de Medina, cuyas primeras representaciones serán en horario matinal ofreciendo una buena alternativa teatral a aquel público que no puede acudir al teatro por la tarde o la noche.
  • El chico de la última fila, de Juan Mayorga, dirigida por Andrés Lima en el Teatro María Guerrero del Centro Dramático Nacional es la apuesta segura de este mes. Por su autor, por su director, por el elenco, por el texto, que ha funcionado en sus múltiples puestas en escena y hasta en el cine, y porque este mismo montaje ya ha triunfado en Barcelona. Así que es muy probable que la historia de este chico de la última fila, pobre y asocial, que descoloca a la familia burguesa del compañero de clase que le acoge, agote entradas.
  • El vergonzoso en palacio, de Tirso de Molina, producida por la Compañía Nacional de Teatro Clásico en el Teatro de la Comedia también acumula muchas razones. Primero, supone el comienzo de la temporada de esta compañía, y eso siempre es un acontecimiento. Le siguen que dirige Natalia Menéndez, que tiene un elenco grande (tan raros ya en teatro) capitaneado por José Luis Alcobendas y, por último, que es una comedia de enredo. Con todos estos ingredientes este montaje es muy probable que haga las delicias del público.
  • En palabras de Jo…Mujercitas, escrita por Lola Blasco en el Teatro Español, es un estreno absoluto que no se pudo hacer en la temporada anterior. Obra que se cuela en esta selección por su autora y por el clásico texto que lo inspira. Historia protagonizada por una familia formada por mujeres librando una batalla por ser autoras de sus intereses y sus sueños, en un mundo en el que sus intereses y sus sueños los escribían otros, que, por cierto, estaban enfrascados en una Guerra Civil, la estadounidense.
  • Surge Madrid es un festival de teatro desprejuiciado que, este año, está lleno de obras clásicas montadas por compañías arriesgadas. Como son Las Bacantes por Grumelot, o el Arturo Ui de Brecht por Alma Viva, Mujer Hamlet por Casa Lagarta o Prohibido suicidarse en primavera de Alejandro Casona que presenta Teatro La Encina. A las que se añaden compañías con sus propios espectáculos. Es el caso de Teatro de Fondo con La casa sin número o Kendosan producciones con Las Uñas Rojas. Festival que también acumula nombres propios como Hernán Gené con El corazón hambriento como el mar, Santi Senso y su Tetraplejia del Cor, Lucio A. Baglivo y su Mientras tanto, Ion Iraoiz con Todos los nombres o Laura Garmo con Germen. Incluso el público podrá emular al dramaturgo Manuel Benito escribiendo en servilletas de bar, como lleva haciendo desde hace años. Servilletas que serán fotografiadas, subidas a Instagram y/o colgadas en las paredes de algunos de los teatros participantes en el festival.

Un buen de montón de razones para volver a los pequeños teatros de la capital como son Cuarta Pared, La Mirador, Nave 73, Teatro Pradillo, Teatro Tribueñe o El Umbral de Primavera, entre otros. Salas en las que se vivifica la actividad escénica de esta ciudad,