POLÍTICA
10/02/2021 11:30 CET

Todas las veces que el abogado del PP ha cambiado de versión sobre Bárcenas

El letrado, que se vio con un amigo del extesorero, dijo primero que el partido nunca le autorizó, pero luego que sí lo sabía.

EFE
El abogado del PP, Jesús Santos (d), este lunes en la Audiencia Nacional.

El PP tiene un problema. Su abogado en el juicio por la caja B de la formación, Jesús Santos, ha cambiado varias veces de versión desde que este lunes trascendió que se vio al menos hasta en 12 ocasiones con un íntimo amigo de Luis Bárcenas entre 2017 y septiembre de 2020 gracias a la intermediación del responsable de Justicia popular y consejero madrileño de Interior, Enrique López.

El propio Bárcenas desveló en su confesión, que envió la semana pasada a la Fiscalía Anticorrupción, que dos emisarios del PP se esforzaron en los últimos años en tratar de garantizar su silencio. La identidad de estas personas fue una incógnita hasta que a última hora de este lunes, cuando ya había arrancado el juicio —aplazado por el positivo en coronavirus de unos los acusados—, El Confidencial y El Mundo les pusieron nombre y apellidos: Jesús Santos y Enrique López.

El silencio inundó al día siguiente a Santos, quien se convirtió en el protagonista de la segunda sesión del juicio por la contabilidad paralela. Los periodistas intentaron sin éxito durante toda la jornada sonsacar al letrado si sus reuniones sirvieron para negociar bajo cuerda con Bárcenas la posibilidad de que el extesorero y el PP enterrasen el hacha de guerra.

Santos fue contundente y subrayó que su cliente, el PP, nunca le encomendó ni autorizó a negociar o tratar con el extesorero

La primera versión del letrado popular, que dio en la noche de este martes a través de un comunicado, fue negar haber recibido instrucciones por parte de la dirección del PP para tratar con Bárcenas y desvincular sus encuentros con Agustín de Diego, el empresario que sirvió de enlace al extesorero, del caso que se juzga en la Audiencia Nacional. 

Santos fue contundente y subrayó que su cliente, el PP, “nunca” le encomendó ni autorizó a negociar o tratar con el extesorero. Eso sí, reconoció que hubo “contactos” con una “persona cercana al Sr. Bárcenas”, “en un corto periodo de tiempo”, “siempre a instancias de esa persona” y “sin que su contenido sea en absoluto relevante o relacionado con los que se afirma en la prensa”.

Pero este miércoles a primera hora, el letrado ha hecho una última precisión. Santos ha añadido a la Cadena Ser, que sí informó a la “asesoría jurídica del PP” de las conversaciones que mantuvo con el amigo de Luis Bárcenas, pues el código deontológico del Colegio de Abogados obliga a los letrados a informar a sus clientes de las gestiones que realizan en el marco de una causa judicial. 

Santos ha añadido que sí informó a la asesoría jurídica del PP de las conversaciones que mantuvo con el amigo de Bárcenas

Santos, ex teniente fiscal en la Audiencia Nacional, ha representado al PP en algunas de las principales causas de corrupción que han afectado al partido en los últimos años. En diciembre de 2013, cuando el juez Pablo Ruz envió una comisión judicial a Génova 13 por la reforma que ahora se juzga, el abogado se encargó de asesorar al partido. 

Y en 2017, Santos llevó la defensa del PP en el caso Gürtel, donde Mariano Rajoy tuvo que declarar como testigo. También en 2019 volvió a representar a los populares en el juicio por la destrucción de los ordenadores de Bárcenas, que terminó con una sentencia que tumbó la versión del extesorero por carecer de “fiabilidad suficiente”.

Casado, asediado

El PP mantiene que ninguna persona de la dirección actual ha negociado nunca con Bárcenas. El domingo fue el primer día en el que la formación se pronunció, diciendo que “no trata con delincuentes”.

Es más, no descartó emprender acciones legales si veía la necesidad de defenderse de “calumnias” como las que, dicen, vertió Bárcenas al asegurar que su entorno había negociado con dos personas de la órbita del PP. Y es que el extesorero dio pistas sobre Enrique López sin nombrarle, pues dijo que este tenía “presencia pública” y formaba parte de la junta directiva.

Lo cierto es que López, exmagistrado de la Audiencia Nacional, se escuda en que cuando se produjeron esos encuentros no formaba parte del PP, al que llegó en marzo de 2020. Es más, asegura que su interlocución terminó en el momento en que entró en el Gobierno madrileño, en agosto de 2019.

Casado confirmó este martes que se puso en contacto con López para conocer de primera mano lo ocurrido. Y dio por buena la versión del consejero madrileño “Por supuesto, le llamé y me explicó que en esa época era magistrado de la Audiencia Nacional y una persona de su entorno de trabajo se dirigió a él. Claro, Enrique no estaba en política y le dice que no está en eso, le señala quién es el abogado encargado y le dice que contacte con él porque él [ahora refiriéndose a López] no estaba en el PP y no sabía nada”, explicó el líder del PP antes de participar en un acto de la campaña catalana, que se le está complicando demasiado por culpa del pasado.

Photo gallery Bárcenas y corrupción: humor en redes sociales See Gallery

PÍLLALO