Quién es Lauren Handy, la antiabortista que tenía cinco fetos humanos en su casa

La Policía de Washington había acudido al domicilio en busca de material biológico potencialmente peligroso y se encontró algo muy distinto.
Las antiabortistas Lauren Handy y Terrisa Bukovinac, en una protesta ante el Tribunal Supremo de EEUU.
Las antiabortistas Lauren Handy y Terrisa Bukovinac, en una protesta ante el Tribunal Supremo de EEUU.
SARAH SILBIGER via REUTERS

La Policía de Washington ha informado este jueves del hallazgo de cinco fetos humanos en una casa de la capital estadounidense, que los medios locales identificaron como la residencia de una conocida activista antiaborto de la ciudad.

Según la prensa local, la residencia donde se produjo el hallazgo es la de Lauren Handy, de 28 años y directora de activismo del grupo Alzamiento Progresista Ateo Anti-Abortista. Los restos humanos están siendo sometidos a un análisis y de momento se desconoce su origen.

Según ha explicado en una rueda de prensa el asistente ejecutivo del jefe de Policía de Washington, Ashan Benedict, los agentes acudieron a una dirección en el sureste de la ciudad al ser alertados de que allí podía encontrarse material biológico potencialmente peligroso. Al llegar, los policías hallaron los cinco fetos humanos.

¿Quién es Lauren Handy?

Handy saltó recientemente a los titulares de la prensa estadounidense, tras ser acusada junto a otras ocho personas el miércoles por el Departamento de Justicia de EEUU de conspirar para asaltar una clínica abortista. También de erigir un bloqueo para intimidar a los pacientes y trabajadores del centro en 2020.

Según recoge la cadena NBC, dicho bloqueo fue retransmitido en la red social Facebook por los propios asaltantes. Los documentos judiciales recogen que los fiscales aseguran que Handy llamó a la clínica fingiendo ser un posible paciente y programando una cita.

Tal y como recoge la televisión estadounidense, cuando un trabajador abrió la puerta para que accediesen los pacientes, ocho de los sospechosos se abrieron paso y comenzaron a bloquear las puertas, mientras cinco de ellos se encadenaron en sillas para bloquear el área de tratamiento. Otros ‘activistas’ bloquearon la entrada de los empleados para evitar que entraran las usuarias reales y otro impidió la entrada a la sala de espera.

“Mientras estén allí, ninguna mujer puede entrar a matar a sus hijos”

- Jonathan Darnel, antiabortista que fue detenido junto a Handy

“Los rescatistas están haciendo su trabajo. No están permitiendo que las mujeres entren a la clínica de aborto. Mientras estén allí, ninguna mujer puede entrar a matar a sus hijos”, aseguró, Jonathan Darnel, uno de los implicados en la protesta antiabortista.

Los cargos a los que se enfrenta Handy y los otros acusados incluyen violaciones de una ley federal conocida como la Ley de Libertad de Acceso a las Entradas de las Clínicas, o la Ley FACE, que prohíbe obstruir físicamente o usar la amenaza de la fuerza para intimidar o interferir con una persona que busca servicios de salud reproductiva.