TENDENCIAS
10/10/2019 10:46 CEST

Leticia Sabater: "Nací casi muerta y era muy fea, tenía todo tipo de defectos y problemas"

La polifacética artista se sincera sobre su primer libro, el 'bullying' y su plan de jubilación.

Europa Press Entertainment via Getty Images
Leticia Sabater, en el funeral de Carmen Franco. 

Ha sido presentadora, cantante, actriz, concursante de realities y hasta princesa Disney en Fronze (sí, está bien escrito). Leticia Sabater no solo ha tocado todos los palos, sino que ahora se estrena en una nueva faceta: la de escritora. 

El 15 de octubre llega a las librerías Lety la horrible y el internado diabólico (Ediciones Hidroavión), una novela que escribió en 2008 pero que no ha visto la luz hasta ahora. “En la editorial no se esperaban que yo pudiera escribir algo tan bueno, se quedaron con la boca abierta”, asegura en una entrevista en La otra crónica de El Mundo.

“La protagonista, Lety, tiene 15 años y es muy fea pero con un alma maravillosa”, señala. Según Sabater, no es un libro autobiográfico aunque ella, como el personaje, también sufrió bullying en el colegio: “Quiero que la gente que se pueda considerar fea no se traume”.

“Yo nací casi muerta, con una deshidratación del píloro muy fuerte, y era muy fea, tenía todo tipo de defectos y problemas: las piernas torcidas, estrabismo, un parche en el ojo, marcas de varicela... fue terrible”, recuerda. Según Sabater, no le quedó otra que “superarse”, y más cuando tenía dos hermanas “bellezones y muy inteligentes, una médico y otra arquitecta”.

Aunque hasta los 12 años lo pasó muy mal, pero a partir de entonces de “patito feo” pasó a cisne: “Empecé a tener mucho éxito con los chicos y a partir de los 14 mi vida fue alegre y feliz”. Destaca que ha conseguido reinventarse, lo que es “admirable”.

Pese a su incursión en el mundo de la literatura, promete más salchipapas y polvorrones: “No tengo la voz de Beyoncé pero bailo muy bien [...] Yo podría jubilarme, tengo dinero, pero trabajo porque me lo paso muy bien”.

De hecho, señala que vive en un chalé de un millón de euros: “Lo tengo todo pensado, lo vendo y con ese dinero me compro apartamentos para alquilar cerca de las universidades. Ese es mi plan de jubilación”. 

Sus proyectos no terminan aquí. Como adelanta en la entrevista, está en conversaciones con los productores del documental de Parchís para hacer otro sobre su vida. Puedes leer la entrevista íntegra aquí.

PULEVA PARA EL HUFFPOST