NOTICIAS
20/09/2019 23:19 CEST | Actualizado 20/09/2019 23:26 CEST

Madrid siente los primeros efectos de las tormentas

El 112 ha informado de 130 incidencias. El aeropuerto de Barajas, afectado.

112 COMUNIDAD DE MADRID
Servicios de emergencias trabajan en una zona afectada este viernes

Se esperaban tormentas y fuertes lluvias para la noche de este viernes en gran parte del territorio nacional. Las alertas meteorológicas habían puesto sobre aviso a vecinos y conductores para extremar las precauciones ante lo que pudiese deparar la jornada. Y las tormentas han llegado, aunque, por el momento, con menor afectación de la que podía temerse.

La cuenta del servicio 112 de la Comunidad de Madrid ha hecho balance de las intervenciones entre las 18 y las 22 horas: “130 incidencias relacionadas con la tormenta: - 83 por inundaciones y bolsas de agua - 38 por caída de árboles y/o ramas - 9 por daños estructurales”. A última hora del viernes no se habían reportado personas afectadas.

Uno de los puntos donde más efecto han provocado ha sido el aeropuerto de Madrid Barajas-Adolfo Suárez, donde más de una treintena de vuelos han tenido que esperar sin poder aterrizar por la tromba que ha caído en la capital entre las 21 y las 22 horas. Así lo ha expresado la cuenta Controladores Aéreos en Twitter, con explicaciones de las últimas horas.

Minutos más tarde daban parte de la reapertura de las pistas, retomándose los despegues y aterrizajes, aunque la situación no se había estabilizado aún. De hecho, cerca de las 22:30, de nuevo han informado de la presencia de aviones esperando turno e, incluso, de líneas desviadas a aeropuertos alternativos por la fuerte presencia de núcleos tormentosos, como se ve en la imagen de la derecha.

Pasado ese fuerte frente de precipitaciones, la situación ha vuelto a calmarse y, a última hora de la noche, según han indicado, se han recuperado las operaciones de despegue en el aeropuerto “tras 40 minutos” sin ninguno. Sin embargo, han avisado en otro tweet, “aunque parece que lo peor de la tormenta ya ha pasado, llevará tiempo recuperar la normalidad en las operaciones”.

La alerta no ha desaparecido del todo ni en Madrid ni en otros puntos, pero sus efectos han sido hasta el momento más leves que los sufridos recientemente por la llamada gota fría que se extendió del sureste a otros puntos de la península o las lluvias torrenciales que tuvieron lugar en agosto con especial afectación en poblaciones de la Comunidad de Madrid como Arganda, Getafe o Rivas, así como la capital.

ESPACIO ECO