NOTICIAS
23/08/2019 13:59 CEST | Actualizado 23/08/2019 14:57 CEST

Magrudis vendió carne mechada a una firma de marca blanca

La Junta confirma que por eso hay carne sin identificar, porque inicialmente sólo se retiró la que estaba etiquetada y vendida como de 'La Mechá'

Reuters
Un hombre pasa ante la nave de la empresa Magrudis, foco de la infección, en Sevilla. 

La empresa Magrudis ha comercializado, al menos en la provincia de Sevilla, carne mechada bajo una marca blanca, según ha explicado este viernes Jesús Peinado, uno de los responsables de la Consejería de Salud andaluza en materia de protección.

Ha sido cuando se estaban retirando los productos de La Mechá -la marca contaminada por listeriosis- cuando uno de los carniceros ha informado a la Junta de Andalucía de que había otra carne mechada que también comercializaba Magrudis, pero con otro nombre. 

Esta segunda marca la fabricaba para Comercial Martínez León, un establecimiento comercial de Sevilla capital. Toda se ha ido retirando y la empresa ha paralizado la producción y avisado a sus clientes para que detengan su venta. El producto estaba etiquetado de manera diferente que la carne mechada de La Mechá

Las autoridades no han tenido constancia de la existencia de esta segunda marca hasta el pasado martes 20, cinco días después de que se declarara la alerta sanitaria. La propia empresa ha paralizado la producción y ha avisado a sus clientes. 

Casos en aumento...

El número de afectados por listeriosis en Andalucía ha aumentado en 25 personas, hasta los 186 enfermos, de los que 99 están hospitalizados, entre ellos 31 embarazadas, tres más que ayer, y se investiga la muerte de un varón de 72 años, enfermo terminal de cáncer, que dio positivo en contagio por listeria.

El doctor José Miguel Cisneros, portavoz de la Junta de Andalucía para este brote de listeriosis, ha facilitado estos datos que reflejan un aumento de 17 hospitalizados, la mayoría en Sevilla. Cisneros también ha informado del fallecimiento ocurrido esta mañana de un varón de 72 años, enfermo terminal de cáncer de páncreas, que ingresó el pasado día 10 con un episodio de fiebre y que dio positivo en contagio por listeria.

El doctor ha aclarado que hasta que no se realicen los análisis moleculares no se podrá dirimir si su fallecimiento está relacionado con el brote de listeriosis.

En la UCI continúan ingresados cuatro pacientes y no se han dado nuevos ingresos hospitalarios de neonatos.

... y querella de Facua

La asociación Facua-Consumidores en Acción, por su parte, ha presentado este viernes en los juzgados de Sevilla una querella contra la empresa Magrudis SL, por un posible delito contra la salud pública. El vicepresidente de la organización y portavoz, Rubén Sánchez, ha detallado que Facua ha solicitado ejercer la acusación particular en representación de una afectada, vecina del municipio sevillano de Utrera, que consumió la carne el miércoles 14 de agosto, cuando la Consejería de Salud “ya tenía confirmado que esa marca era la afectada pero decidió no hacerlo público aún”, ha denunciado.

Ha avanzado que en los próximos días Facua informará de los pasos a seguir por los afectados para sumarse al procedimiento judicial que se abra a través de la representación de su equipo jurídico, que reclamará indemnizaciones económicas “que dependerán de baremos que están tasados, del número de días de baja u hospitalización o de las secuelas que puedan tener los afectados”.

“Un fallecimiento o una secuela de por vida no lo compensa ninguna indemnización económica. Hay que depurar responsabilidades a nivel penal con quienes hayan podido provocar el brote de listeriosis y evaluar si hay responsables de haber contribuido a aumentar los casos por determinadas dejaciones de funciones”, ha argumentado.

La asociación ha solicitado la apertura de una investigación por un posible delito contra la salud pública “y otros que puedan dilucidarse en el transcurso de la instrucción” contra Magrudis SL, “sin perjuicio de otras personas físicas o jurídicas que puedan resultar objeto de imputación a lo largo de la investigación”, como las administraciones implicadas en el proceso.  Ha recordado que Facua ha denunciado desde el principio la “lentitud” de la Junta a la hora de poner en conocimiento la alerta alimentaria, que no se lanza hasta el pasado 16 de agosto y ha acusado a la administración autonómica de “incurrir gravísimas mentiras y errores” a lo largo de esta situación.

“La Junta ha dicho que no iba a haber una alerta sanitaria, que no hay riesgo para la salud o que el producto ya estaba fuera del mercado cuando no era así, por lo que ha cometido imprudencias de libro en materia de crisis sanitaria”, ha lamentado Sánchez.

ESPACIO ECO