Montero aplaza la reforma fiscal pero insiste en que se aprobará un impuesto extra para las eléctricas

La ministra de Hacienda afirma que esta reforma fiscal completa se ve afectada por la "complicada" coyuntura económica provocada por el aumento de la inflación.
María Jesús Montero, Ministra de Hacienda, atiende a los medios en la UIMP.
María Jesús Montero, Ministra de Hacienda, atiende a los medios en la UIMP.
Europa Press News via Getty Images

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha confirmado hoy en Santander que descarta una reforma fiscal completa si bien ha asegurado que se aprobará un nuevo impuesto para las eléctricas que entrará en vigor en 2023 pero en relación a los beneficios de este año.

Montero, en declaraciones a los medios antes de inaugurar el curso ‘El cumplimiento tributario’ en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha señalado que se aplaza la reforma fiscal completa por la coyuntura económica “complicada” por el incremento de la inflación ―cuya evolución para los próximos meses “preocupa” al Gobierno―. A esto debemos añadir la guerra de Ucrania, que también influye en estas previsiones.

El Gobierno pretende una “redistribución” y “un reparto más justo” de los beneficios que se puedan estar generando con motivo del conflicto bélico y sus consecuencias. Ha reafirmado que el Ministerio está trabajando en la fiscalidad sobre las empresas energéticas. “Nuestro objetivo es que entre en vigor en el año 2023 pero respecto a los beneficios del año 2022”, ha dicho.

La ministra ha señalado que la fiscalidad es una herramienta para atender las necesidades de los ciudadanos, y en este momento es necesario poner el acento en las medidas que se derivan de hacer frente a las consecuencias de la coyuntura económica.

Pacto de rentas

Respecto a lo que espera que la reunión que celebran hoy los agentes sociales sobre el pacto de rentas, Montero ha reiterado que al Gobierno le parecería “bueno” un acuerdo porque permitiría a familias y empresas “ser capaces de seguir transitando esta situación de inflación que está durando más de lo que se tenía previsto”.

Por tanto, la ministra espera que se puedan ir “aproximando posturas” sobre el pacto de rentas que en su opinión ―aunque es una negociación bilateral entre patronal y sindicatos― tendría que contemplar “evidentemente” subidas salariales.

Este pacto, junto con las medidas aprobadas por el Gobierno en los diferentes decretos ley, “puede formar un paquete completo para darle a la ciudadanía la tranquilidad de que sus agentes sociales y su Gobierno se preocupan de sus problemas y con el acuerdo y con el diálogo intentamos afrontarlos”, ha considerado.

Además, los agentes sociales, ha dicho, “han demostrado un papel y un patriotismo que no han demostrado transformaciones políticas que ni están ni se les espera”.

“Espero que todo esto que es bueno para este país cuente con la aprobación del Partido Popular”

- María Jesús Montero, ministra de Hacienda

Al hilo, para Montero, la cuestión es cuál será la posición del Partido Popular, que todavía no se ha pronunciado. “Espero que si hay algunas medidas en materia fiscal que ellos proponían, no haya ningún problema en que voten a favor del bienestar para las familias, de la bajada al 5% del IVA sobre la electricidad, de la bonificación del combustible, del incremento de las pensiones no contributivas o de las ayudas de 200 euros las familias menos favorecidas”, ha indicado.

Además, ha añadido: “Espero que todo esto que es bueno para este país cuente con la aprobación del Partido Popular”.

Un gobierno “con gran capacidad de entendimiento”

Por otra parte, Montero ha afirmado que el Gobierno PSOE-Unidas Podemos está afrontando “situaciones muy complicadas” con una “gran capacidad de diálogo y de entendimiento” en su seno y también con el resto de actores, y que el Ejecutivo aporta “estabilidad” al país.

Al ser preguntada sobre si las discrepancias entre los dos socios del Ejecutivo pueden debilitarlo y dificultar así la salida de la crisis, la ministra ha afirmado que la legislatura “no ha sido nada fácil para ningún gobierno y especialmente para el Gobierno de España”.

Sin embargo, ha valorado que la Administración de Pedro Sánchez “ha demostrado a lo largo de todo este periodo la solidez de sus convicciones y la capacidad de diálogo, que siempre ha presidido no solo al interior del Gobierno, también con los agentes sociales”. “Por tanto, estamos ante una situación en la que el Gobierno aporta a este país estabilidad y empatía en relación con los problemas de los ciudadanos y también políticas eficaces”, ha afirmado.