Cómo recuperar los monumentos de la España vaciada gracias a Minecraft

El proyecto Minecrafteate realiza réplicas de edificios icónicos mediante el videojuego.
Réplica del Monasterio de las Huelgas en Burgos.
Minecrafteate
Réplica del Monasterio de las Huelgas en Burgos.

Minecraft tiene 600 millones de jugadores en todo el mundo. Con sus característicos píxeles y bloques como base ha conseguido ser uno de los fenómenos dentro de la industria del videojuego de los últimos años. Pero, ¿y si dijéramos que dentro del videojuego hay réplicas como la de la iglesias como la de Villamorón (Burgos), población con un único habitante según el INE?

De esta labor se ha encargado Gabriel García de Burgos, creador del canal de YouTube y el blog Minecrafteate, que decidió poner en valor los monumentos de la España vaciada a través de sus construcciones virtuales en el Modo Creativo que permite este videojuego. Aquí empezó su andadura Gabriel en 2014.

“Primero con monumentos y edificios de todo el mundo y luego ya en monumentos históricos de España”, explica a El HuffPost este burgalés que empezó recreando pequeños edificios de su ciudad hasta llegar al Museo de la Evolución Humana.

“Ahí empezamos a ver que despertaba mucho interés entre la gente y los medios de comunicación locales. Nos animamos a hacer réplicas de toda España, que al principio eran muy conocidas —como el Teatro Lope de Vega de Sevilla o el Museo del Prado de Madrid—, pero poco a poco fui extendiendo a otras menos conocidas”, detalla.

El punto de inflexión lo marcó la iglesia de Fuenteodra (Burgos), una localidad de 11 habitantes según el INE. La iglesia de San Lorenzo Mártir, de estilo gótico flamígero enmarcada en el Geoparque Mundial de la UNESCO de las Loras, se encuentra “a punto del colapso” según sus vecinos, quienes lanzaron en octubre de 2020 una iniciativa para recaudar los más de 30.000 euros que cuesta arreglar el campanario.

“Ahí vi que a mucha gente se interesaba y que hasta gente mayor de 60 del pueblo les gustó mucho”, detalla Gabriel, quien para estos trabajos lo primero que hace es buscar “planos y maquetas 3D o documentación fotográfica”.

“A partir de ahí empiezo a replicarlo en el videojuego. Primero, empiezo por la parte más alta y luego todo a proporción de esta, luego es cubo a cubo ir haciendo las formas”, explica.

Después de este ejemplo llevó a cabo otros como la iglesia de Villamorón o la de Villegas, ambas en Burgos. “A partir de aquí empezamos a hacer monumentos de la España vaciada, aparte de hacer otros monumentos más conocidos. También por entonces empezó a colaborar conmigo Nora Pulido, que narra la historia del monumento en los vídeos de réplicas de Minecraft”, detalla.

Pulido se encarga de repasar como si de una clase de historia se tratase, la historia y el estilo arquitectónico de cada edificio.

Un recurso educativo muy potente

Esta iniciativa ha llamado la atención de algunos profesores que, tal y como cuenta Gabriel, se han puesto en contacto con él para usarlos en sus clases.

“Usan Minecraft para educar y me han dicho que esto de recrear monumentos tiene un atractivo educativo porque los alumnos tienen que buscar primero información fotográfica del monumento, planos del edificio para recrearlo. Es una forma más práctica de educar que simplemente leyendo y memorizando”, detalla.

Esta no es la primera vez que este videojuego se alza como recurso educativo, ya que incluso Microsoft desarrolló en 2014 la versión educativa MinecraftEDU, que permite el juego solo en Modo Creativo. Gracias a ella, los profesores pueden enseñar desde matemáticas o física, gracias al cálculo de volúmenes, a historia e incluso ciencias naturales. Por ejemplo, la creadora de Minecraft Kay Gibson compartió cómo había diseñado gracias a esta versión todo un circuito de agua.

Más allá de llegar a los más jóvenes y ayudar a que conozcan su patrimonio, Gabriel apunta a que estos monumentos, desconocidos fuera de la región, están llegando incluso fuera de España.

“Antes, las iglesias llegaban solo al público de la zona como Burgos. Ahora con los vídeos de las réplicas y los posts del blog llegan a gente de América Latina”, detalla.

La vida en Mohernando, un pueblo de la España vaciada