Life

Ocho vestidos (y un bonus track) para recordar de la alfombra roja de los Oscar

Los mensajes feministas y la sostenibilidad se cuelan en la alfombra.

La alfombra roja de los Oscar ya es historia. Las estrellas llegaban al teatro Dolby de Los Ángeles bajo la lluvia, pero eso no ha impedido que hayan pisado con fuerza. La de los premios de la Academia de cine es la alfombra más mediática e importante del año, y las marcas pagan contratos millonarios para que los actores y, especialmente las actrices, luzcan sus diseños.

Este año han sido tendencia los metalizados y los volantes, y se han visto menos vestidos de princesa que en otras ediciones. Los hombres, que en los años anteriores habían arriesgado, han estado más comedidos, siempre con honrosas excepciones como la de Timothèe Chalamet, que ha aparecido con una especie de bomber de Prada.

Estos son los vestidos que recordaremos de la 92ª edición de los Oscar, tanto en fondo como en forma.

Natalie Portman, de Dior Alta Costura

La actriz ha acertado en fondo y forma. Natalie Portman apostó por un diseño de Alta Costura de Dior, firma de la que es embajadora, con escote corazón y tul con unos delicadísimos bordados dorados. Lo acompañó con una capa negra que llevaba bordados los nombres de ocho directoras ignoradas por la Academia este año. Aplauso doble.

Penélope Cruz, de Chanel

Penélope Cruz, embajadora desde julio de 2018 de la casa Chanel, ha decido homenajear los símbolos de la firma con su vestido. La actriz vistió un diseño de falda abullonada y asimétrica y escote halter coronado por una camelia, uno de los iconos de la firma. Completó su look con un collar de perlas a modo de cinturón.

Cynthia Erivo, de Versace

Un look de alto impacto. Cynthia Erivo apostó por un Versace de abertura lateral y falda con volumen que contrastaba con el cuerpo ceñido de escote asimétrico. Imponente.

Rooney Mara, de Alexander McQueen

Si alguien tiene un estilo definido en la alfombra roja es Rooney Mara, y los Oscar no han sido una excepción. La actriz ha llevado un vestido con cuerpo de encaje de Sarah Burton para Alexander Mcqueen y falda con multitud de capas de tul. El moño pulido y el maquillaje completan un look redondo.

Saoirse Ronan, de Gucci

Después de cuatro nominaciones Saoirse Ronan ha sabido reinventarse con este diseño de Gucci hecho exclusivamente para ella. Un diseño difícil que la actriz defiende a la perfección y que es, además, sostenible. El cuerpo de satén del diseño está fabricado con la tela sobrante del vestido que llevó hace una semana a los BAFTA. Un acertado detalle.

Billie Eilish, de Chanel

Las alfombras rojas suelen estar plagadas de cortes de sirena y vestidos de princesa, por eso el amplio dos piezas de Billie Eilish es un soplo de aire fresco. La cantante se mantiene fiel a su estilo, aunque en este caso ha cambiado a su habitual Gucci por un Chanel en el clásico tweed de la firma y plagado de logos. Porque lo mejor es siempre seguir tu estilo propio.

Margot Robbie, de Chanel

Si Érase una vez en... Hollywood nos transportaba a los años sesenta, el Chanel vintage de Margot Robbie nos llevó a los noventa desempolvando este diseño de los archivos de la firma. Un vestido de chiffon en color azul medianoche con lazadas en los brazos y perlas y piedras preciosas sobre el bustier.

Caitriona Balfe, de Valentino Alta Costura

Evocando al Hollywood clásico. Así llegó la actriz a la alfombra roja con un diseño de Alta Costura de Valentino con falda negra y cuerpo rosa empolvado con amplia lazada. El contraste del labio rojo redondea el estilismo de diez de Caitriona Balfe.

Bonus: Timothée Chalamet, de Prada

Si Timothée Chalamet aparece en el alfombra roja el riesgo está asegurado. El actor apostó por un dos piezas de nylon de Prada que suscitó opiniones para todos los gustos pero lleva de forma impecable y juega con varias tendencias a la vez. Lo combinó con botines negros, camisa blanca y broche. Bravo.

Alfombra roja de los Oscar 2020