POLÍTICA
24/05/2021 15:12 CEST

Piden 7 meses de cárcel para la neonazi portavoz de Hogar Social por una protesta en Ferraz

El colectivo neonazi protestó frente a la sede del PSOE porque habían desalojado el edificio que ocupaba.

EUROPA PRESS
Detención de la líder de Hogar Social Madrid, Melisa Domínguez, durante las protestas contra la gestión del Gobierno ante la pandemia en la sede del PSOE de Ferraz el 22 de mayo de 2020

La Fiscalía pide siete meses de prisión para la portavoz del grupo neonazi Hogar Social Madrid, Melisa Domínguez, por un delito desobediencia por su negativa “a deponer su actitud de permanecer sentada junto a la puerta de entrada a la sede del PSOE en Madrid junto a otros miembros del colectivo”.

En su escrito de acusación, difundido a través de una nota de prensa, la Fiscalía Provincial de Madrid sostiene que, el 9 de enero de 2020, Melisa Domínguez se dirigió junto a otros quince integrantes de Hogar Social a la sede del PSOE en la calle Ferraz, “procediendo a sentarse en el suelo junto a la puerta de entrada y en el espacio comprendido entre ésta y los tornos y controles de seguridad”.

Según la Fiscalía, la acusada se identificó como portavoz del grupo y se negó “reiteradamente” a acatar las órdenes que le fueron dadas por el responsable de seguridad de la sede y por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía para que abandonara el lugar, “persistiendo en su negativa, hasta que, finalmente, los agentes policiales tuvieron que desalojarla contra su voluntad” .

El pasado marzo, la juez que investigaba estos hechos propuso juzgar a la portavoz del grupo por desobediencia o resistencia a los agentes de la autoridad, pero no por allanamiento como pidió el PSOE.

Integrantes y simpatizantes de Hogar Social Madrid irrumpieron ese día en la sede socialista para protestar porque les habían desalojado del edificio que ocupaban en ese momento, y se resistieron a la Policía que trataba de expulsarlos. Permanecieron media hora en el vestíbulo de la entrada, junto a los tornos de acceso.

La Policía detuvo a Melisa Domínguez, que quedó en libertad tras prestar declaración en comisaría aunque imputada por los incidentes.

Antes de ser líder del grupo neonazi Hogar Social, Domínguez fue conocida por su aparición en la Audiencia Nacional pidiendo ‘libertad’ para el ultra que había asesinado de una puñalada en el corazón al joven antifascista Carlos Palomino en el metro de Madrid. 

GIBOBS PARA EL HUFFPOST