NOTICIAS
25/03/2021 16:08 CET | Actualizado 26/03/2021 10:01 CET

Prestigiosos expertos españoles señalan el lugar en la calle que debes evitar: "Puede ser peor que un interior"

Piden ser vigilantes con ello.

GETTY
Dos personas pasean por Granada.

Un centenar de prestigiosos científicos y expertos de toda España, entre los que figuran nombres como Margarita del Val, José Luis Jiménez o Adolfo García Sastre, han enviado una carta abierta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a los responsables de las comunidades autónomas y a otros cargos públicos en la que solicitan “una acción coordinada y urgente frente a la pandemia”.

Para ello, en una carta en El País concretan una batería de propuestas para reducir el riesgo de contagio por aerosoles por iniciativa de la plataforma AIREAMOS.org. Entre esas medidas llama la atención una porque muchos ciudadanos quizá desconozcan el peligro.

Los expertos piden “revisar normativa y ser vigilantes con los espacios de terraza con cerramientos que impidan la ventilación, ya que pueden ser peores que los interiores tradicionales”.

Este aviso, sin embargo, no es nuevo y grandes expertos de todo el mundo llevan meses advirtiendo de los peligros de esas terrazas cerradas que tienen muchos bares y restaurantes.

Por ejemplo, Ignacio Rosell, especialista en medicina preventiva y salud pública de la Universidad de Valladolid, aseguró ya hace tiempo en Twitter que para el coronavirus eso no es una terraza, sino “más bien una pecera en la que se mueve como pez en el agua”. “Cuidado”, pedía a sus seguidores.

El investigador Alex Arenas también se ha mostrado este invierno perplejo por lo mismo. “Madre mía, ¿pero qué parte de que no se deben cubrir, ni poner laterales de plástico en las terrazas, no ha entendido?”, se preguntaba antes de pedir a las autoridades que detuviesen “este disparate antes de mañana”.

″¡Esto nos pasa por no haber comunicado la transmisión por aerosoles como es debido!”, exclamaba.

Los expertos de otros países también han alertado de riesgos similares. Por ejemplo, James Hamblin, especialista en medicina preventiva, lamentaba que “la comida al aire libre se ha convertido gradualmente en lo que razonablemente podría llamarse edificio”.

El propio José Luis Jiménez, profesor de la universidad de Colorado (Estados Unidos) y uno de los grandes expertos mundiales en la transmisión por aerosoles, también ha advertido en Twitter de lo que puede ocurrir en las terrazas cerradas.

“A la derecha: cómo hacer restaurantes al aire libre. A la izquierda: cómo convertir el exterior en interior y tener casi el mismo riesgo”, escribió en un mensaje de Twitter junto a una foto.

Tras incidir en que el mecanismo de contagio de la COVID-19 se encuentra en la exhalación de aerosoles, la carta de los expertos especifica que esta forma de transmisión es especialmente importante en ambientes interiores, donde el riesgo de contraer la enfermedad es unas veinte veces mayor que al aire libre.

Esta evidencia científica los lleva a plantear ocho acciones urgentes concretas, entre las que destacan el uso de las mascarillas bien ajustadas y la retirada de las que no hayan sido certificadas en España o en la Unión Europea.

Los firmantes insisten, asimismo, en la necesidad de realizar todas las actividades posibles al aire libre para reducir el riesgo de contagio. Por eso, proponen que se mantengan abiertos los parques y jardines como alternativa mucho más segura que los recintos cerrados.

El documento reitera la “importancia fundamental” de la ventilación con aire exterior para reducir la transmisión en interiores y apunta a la necesidad de utilizar medidores de CO2 como la mejor solución tecnológica de bajo coste disponible para asegurar un bajo nivel de riesgo.

“Es crucial establecer pautas de ventilación eficiente: debe realizarse de forma continua y, sobre todo si se utiliza ventilación natural, debe ser cruzada y distribuida” apuntan, para acentuar esta recomendación en lo que respecta a los centros educativos, “espacios con una elevada densidad de ocupación, donde se comparte el aire durante muchas horas diarias”.

La carta plantea también una fuerte apuesta por la divulgación como una herramienta imprescindible en la lucha contra la pandemia, instando a las administraciones a difundir entre la población las ideas básicas sobre transmisión de la COVID y las medidas de prevención más eficaces.
Los tres firmantes de la misiva que pertenecen a la UCLM acreditan una dilatada experiencia científica e investigadora.

DE EXPERTO A EXPERTO