BLOGS
14/06/2020 09:54 CEST | Actualizado 14/06/2020 09:54 CEST

¿Qué piensan las personas negras de la retirada de 'Lo que el viento se llevó'?

“Al final este debate dura dos días, pero la represión policial seguirá estando ahí. La lucha contra el racismo está en cambiar institución, la estructura y las leyes”.

Escena icónica de 'Lo que el viento se llevó'. 

Hace pocos días, coincidiendo con las manifestaciones mundiales contra el racismo tras la muerte de George Floyd, la plataforma HBO sorprendió con su decisión de retirar temporalmente la película Lo que el viento se llevó para volver a ofrecerla con una nota que la contextualice y alerte sobre sus contenidos racistas. Ante esta situación las redes no tardaron en arder con todo tipo de comentarios y quejas de blancos indignados: “¡esto es censura!”, “la película no era racista”, “la película era una crítica al racismo”, “¡menuda tontería!”, “nos quedamos sin historia”, “quieren alentar la ignorancia”, “no entienden el arte”, “tienen una mirada radicalizada”... Ante la falta de perspectivas y como persona blanca, he decidido escuchar y poner hoy este espacio a disposición de las personas que salen peor paradas en la representación. Estas son algunas de las opiniones de hombres y mujeres negras que conviene tener en cuenta. 

Montserrat Anguiano, artista y activista. Está a favor de que se revisen los contenidos, pero no sólo con una o dos películas, sino que se vaya a la raíz: “hay películas de hace muchos años que han sido tremendamente racistas como El nacimiento de una nación o El cantante de jazz en las que ya se hacía blackface”. Siente que las cosas están cambiando porque que hay muchas personas que están trabajando desde muchos ámbitos para terminar con el racismo, pero teme que nos quedemos en el postureo sin sacudir realmente los cimientos. “Como mujer afrodescendiente me siento mucho más relajada si el contenido que puedo consumir no me está ofendiendo ni agrediendo”, y apela a la responsabilidad del mundo de la cultura: “no podemos escudar el racismo en el arte o el humor”.

Lucía Asué Mbomio, periodista y escritora. Señala la importancia del canal en el que se emiten esos contenidos: “me parece bien que desde el punto de la vista de la investigación esas películas se mantengan para poder hacer un análisis crítico, pero es inadmisible su difusión más allá de un entorno académico o de investigación”. Pone como ejemplo Cine de barrio que a día de hoy emite películas muy machistas sin ningún tipo de reflexión que las acompañe. “Me parece bien que HBO la quite si no hay un debate que lo anteceda y pueda explicitar el desacuerdo con lo que se piensa en la actualidad”. También entiende que ahora las plataformas “decidan no distribuir contenidos racistas con todos los movimientos que se están originando porque no estén alineados con sus valores”. 

Dauda Kebe: “La historia se tiene que saber, se tiene que enseñar, da igual cómo haya sido”.

Rubén H. Bermúdez, fotógrafo y autor del fotolibro ¿Y tú por qué eres negro? en el que analiza la idea de “negritud” construida por el imaginario y la cultura visual, explica la que “finalmente HBO va a poner una cartela de unos diez segundos antes de comenzar la película de 3 horas. Un aviso que explica qué veremos en ella”. Afirma que está muy a favor de la medida y lamenta que no se haya hecho antes “ojalá hubiese algo así cuando yo tenía diez años”. 

Isabel Lola, directora y guionista de cine. Al principio pensó que era una retirada permanente y no le pareció bien “entiendo que lo hicieron con la mejor intención, pero es una película de 1939 y hay que verla con perspectiva”. Cree que es mejor poner el foco en lo que se haga a partir de ahora “quizás es preferible luchar contra el racismo creando ficciones en las que haya más presencia de personajes negros y racializados en general, que sean personajes reales y no simples caricaturas o estereotipos”. 

Dauda Kebe, comercial inmobiliario. No ha visto la película, pero cree en la utilidad del cine como medio para conocer la historia. “La historia se tiene que saber, se tiene que enseñar, da igual cómo haya sido”. Considera que con el cine también se puede aprender: “yo no he leído la historia de Malcolm X, pero he visto una película y he aprendido mucho de él. Me encanta ver películas del tiempo de la esclavitud, de la colonización en África, del apartheid o sobre Nelson Mandela”. Aunque puntualiza que si no dan una visión real o suavizan el sufrimiento de las personas prefiere “que no las pongan ni en la tele”. 

Lamine Thior, guionista y actor. Le parece bien que HBO quiera alejarse de un contenido racista teniendo en cuenta el momento de agitación social que estamos viviendo, pero siente rabia por “la desinformación que se ha generado poniendo el foco en la retirada de la película para alentar el debate entre blancos y negros cuando lo que se pretendía era sólo incluir una aclaración”. Lamine no está a favor de “que se suprima ninguna obra cultural porque son vestigios del pasado que pueden ayudar a entender la historia e incluso servir como referentes negativos”, pero sí ve útil que se incluya una nota que “pueda ayudar a los jóvenes que no estén familiarizados con la historia reciente americana a entender su trasfondo, les pique la curiosidad e investiguen por qué HBO colocó ese cartel delante de la película”. 

Kalou Gaudi Mandela: “Al final este debate dura dos días, pero la represión policial seguirá estando ahí. La lucha contra el racismo está en cambiar institución, la estructura y las leyes”.

Silvia Albert Sopale, actriz, directora teatral y activista. Está de acuerdo en que se revisen contenidos y se puedan acompañar de un aviso “igual que las películas que incluyen violencia o las que sugieren un rango de edad”. No está de acuerdo en que se elimine el cine que ya se ha hecho, pero cree que es importante “avisar a las personas sobre qué cosas están viendo y educar”. Lo que no entiende es que hayan tenido que pasar tantos años para que se escuchen “reclamaciones que se llevan haciendo desde que salió la película por parte de comunidades negras estadounidenses que ya denunciaban la romantización de la esclavitud”. También pone en duda si es un gesto verdaderamente comprometido o un lavado de cara: “si esto sirve para que realmente se nos escuche perfecto, pero eso solamente lo podremos comprobar con el tiempo”.  

Kalou Gaudi Mandela, gestor cultural. “La historia no la podemos borrar. A mí me gustaría que mi hijo aprendiera la historia, pero Hollywood estaba y sigue estando en manos blancas, así que la van a contar como les dé la gana”. Expone con absoluta franqueza lo alejado que está este debate de la realidad que viven los negros y las negras en España: “he preguntado a mis compañeros de la asociación y la mayoría no ha visto esta película ni tiene interés en verla”. Cree que a quien beneficia todo esto es a HBO porque le está dando publicidad y “es quien va a facturar, pero la realidad no cambia, al final este debate dura dos días, pero la represión policial seguirá estando ahí. La lucha contra el racismo está en cambiar institución, la estructura y las leyes”. 

Cada vez son más las compañías y empresas que revisan sus contenidos y toman la decisión de apoyar y crear productos respetuosos con las personas y los derechos sociales. BBC y Netflix han decidido recientemente eliminar la comedia Little Britain de sus programaciones. La creadora de Friends ha pedido disculpas por la falta de diversidad racial en la serie. El Museo del Prado está ofreciendo una visita que explica los estereotipos con los que se representaba a las mujeres en la historia del arte… Ojalá la cultura y la educación puedan contribuir a cambiar nuestra visión del mundo y nuestra forma de relacionarnos (y de paso a que pongamos la misma energía con la que defendemos una película en combatir los casos de terrible racismo que se dan en nuestro país cada día). Gracias a todas las personas generosas y comprometidas que habéis compartido vuestra opinión en este pequeño espacio.