TENDENCIAS
26/08/2019 13:07 CEST

¿Qué riesgos tiene fumar la shisha?

La shisha también conocida como cachimba, hookah, pipa oriental o pipa de agua, es un artefacto que se suele usar para fumar tabaco de diferentes sabores. El origen de la shisha es oriental, no obstante, desde el inicio del siglo XXI, se implementó en países desarrollados como América y Europa, lo que hace que se gane una gran popularidad entre públicos de todas las edades.

 

El HuffPost

 

Su renombre en los continentes anteriormente nombrados es demasiado extenso, esto se debe a que los sabores con los que cuenta, hacen pensar a las personas que no están consumiendo algo nocivo para su salud. La mayoría de los consumidores que suelen fumar shisha, suelen creer que estas son menos dañinas que el tabacos, considerando de forma errada que es una opción más sana, ya que tienen la falsa convicción de que el agua se encarga de filtrar el tabaco.

Funcionalidad

Las pipas de shisha o las mejores cachimbas como también se conocen, tienen tres partes, la primera es de cerámica que es donde está ubicado el tabaco de sabores, la otra parte es de metal, que sería la estructura o cuerpo de la pipa, y es por donde está la salida de las boquillas que se usan para fumar, el área final está en el interior, el cual, es un recipiente de cristal que se usa para almacenar el agua.

Con la ayuda de las boquillas se puede inhalar el aire, y gracias a la presión negativa se calienta el carbón que quema el tabaco, este se convierte en humo que pasa a la parte inferior, para que seguidamente circule por medio de toda la pipa, logrando así salir por las mangueras hasta la boquilla, que va directa a la boca del fumador.

Todos estos artefactos generan un sabor agradable, además de que su humo es muy denso, suelen venir en diversos aromas como vainilla, frutas e incluso alcohol. Estas características particulares son las encargadas de hacer creer a las personas que no están consumiendo nada que pueda perjudicar su salud.

Riesgos de su consumo

La famosa investigadora Mary Rezk Haanna, realizó un experimento para determinar si el consumo de shisha afectaba o no a la salud de las personas. Dicha investigación, fue realizada en una universidad y se analizó a personas jóvenes no fumadores entre los 18 y 35 años aproximadamente. En este estudio, se pudo constatar que con una sola vez que los individuos consumían el humo que emite la pipa era suficiente para que las paredes que forman las arterias se endurecieran.

Todo esto llevó a la conclusión de que causaban graves problemas, ya que una arteria obstruida o endurecida puede generar serias enfermedades cardiacas e incluso la muerte. Por otra parte, la shisha tiene una duración de varias horas, lo que permite que las personas puedan inhalar el humo durante mucho más tiempo, en comparación con un cigarro tradicional. Al fumar un cigarrillo realizas como unas veinte inhalaciones, mientras que cuando usas la shisha puedes hacer más de cien inhalaciones. Esto significa que una persona que fuma cachimba durante una hora seguida, es como si consumiera una caja de cigarros entera.

Además de eso, también se tiene que hacer mención de que el humo que emiten estas cachimbas suelen traer muchos riesgos, hechos que están certificados por miles de expertos. Debido a que el humo es demasiado denso y penetra con mayor facilidad en los pulmones, consiguiendo que el mismo sea absorbido muchas más veces que lo hace el alquitrán, la nicotina y el monóxido de carbono que contiene el cigarro, en el cual, la mayoría de su humo se suele liberar en el papel.

Datos relevantes

Como ya se ha dicho, muchas personas piensan que por el hecho de que el humo atraviesa el agua no es dañino, sin embargo, diversos estudios han demostrado que el consumo de shisha es más perjudicial que el cigarro, porque esta no filtra eficazmente las sustancias dañinas que contiene. Seguidamente, brindamos algunos datos que debes tener en cuenta al consumir shishas:

- Al consumir shishas, las personas suelen experimentar alteraciones en la frecuencia cardiaca, además de que existen mayores riesgos de padecer enfermedades respiratorias y diversos tipos de cánceres, como de vejiga, pulmones, estómago, entre otros.

- Las sustancias que contiene una shisha son adictivas aparte de venenosas, entre estas están arsénico, mercurio, monóxido de carbono, benceno, plomo y otras sustancias que pueden ser perjudiciales para la salud, sobre todo en el caso de mujeres en gestación o niños.

Como las shishas se comparten entre diferentes personas, puede existir el riesgo de contraer enfermedades infecciosas en los labios, boca, pulmones, encías etc. Esto significa que te puedes contagiar de enfermedades graves como hepatitis, herpes, tuberculosis, entre otras.

EL HUFFPOST PARA JOYCLUB