Quién es el duque de Kent, el apoyo de Isabel II tras la muerte de su marido

Será quien acompañe a la reina de Inglaterra en el primer Trooping The Colour sin Felipe de Edimburgo.
Isabel II junto al duque de Kent en el Trooping The Colour de 2013.
Isabel II junto al duque de Kent en el Trooping The Colour de 2013.

En solitario y en el centro de todas las miradas, Isabel II hace frente a una nueva época en su reinado tras la muerte de su marido, el duque de Edimburgo. La monarca británica protagoniza este sábado el evento Trooping the Colour —también conocido como el desfile del estandarte— que tiene lugar desde hace más de 260 años un sábado de junio y en el que se celebra oficialmente su cumpleaños.

Este año, por primera vez, la reina no lo presidirá con Felipe de Edimburgo, fallecido el pasado 9 de abril, sino que lo hará junto al duque de Kent, su primo.

Eduardo de Kent, de 85 años, ocupa el 38º puesto en la línea de sucesión al trono de la Casa Real británica. Es hijo del príncipe Jorge —cuarto hijo de Jorge V— y la princesa Marina, hija de Nicolás de Grecia y Dinamarca y la duquesa Helena Vladimirovna de Rusia, por lo que además de ser primo hermano de la reina también guardaba parentesco lejano con Felipe de Edimburgo.

Se trata de una de las personas de la familia real más cercanas a la reina y con el que mantiene una relación más cordial. De hecho, ha ejercido como Consejero de Estado de la monarca cuando esta ha tenido que ir de viaje al extranjero.

El duque de Kent ha mantenido siempre un perfil discreto y bajo dentro de la familia real. Ha dedicado gran parte de su vida al ejército. Ingresó en la Real Academia Militar de Sandhurst a los 18 años, donde se graduó como teniente segundo, y siguió en las fuerzas armadas hasta los 38 años.

El duque de Kent entregando el trofeo de  Wimbledon 2007 a Roger Federer.
El duque de Kent entregando el trofeo de Wimbledon 2007 a Roger Federer.

Fue allí precisamente donde conoció a su mujer Katharine Worsley, con la que se casó en 1961. Ambos residen en uno de los apartamentos privados del palacio de Kensington donde no reciben mucha atención mediática. De hecho, tal y como recuerda El País, Worsley se ha ganado el apodo de the reclusive royal, por ser “la más aislada de la realeza”.

Al duque de Kent le fascinan la ópera, la ingeniería, la ciencia y la historia militar, además es un gran aficionado al tenis. Ejemplo de ello es que lleva años entregando los premios del trofeo de Wimbledon. También presidió la Asociación de Fútbol entre 1971 y 2000, hasta que en 2008 el príncipe Guillermo cogió el testigo.

En sus funciones institucionales, el duque de Kent ha promovido el comercio y las exportaciones británicas en Europa, Japón, Australia y Oriente Medio. Es el Presidente de la Comisión de Tumbas de Guerra de la Commonwealth y pertenece al patronato de más de 140 organizaciones benéficas.

La Reina Isabel II antes y después