BLOGS
26/11/2020 11:49 CET | Actualizado 26/11/2020 11:49 CET

Romper el hielo con David Safier

Entrevista con el autor de 'Maldito karma'.

rafax via Getty Images
Un desprendimiento de hielo de un glaciar por efecto de la crisis climática. 

El karma me ha llevado a entrevistar al novelista alemán David Safier, que ha publicado recientemente Rompamos el hielo (Seix Barral, 2020). No hice nada especial para iniciar la conversación, lo prometo. Además, su nueva obra entra de lleno en un problema ecológico que no necesita prolegómenos: el calentamiento global.

 

ANDRÉS LOMEÑA: Se ha acercado al cambio climático desde el humor, aunque parece un tema más adecuado para la ciencia-ficción distópica. No sé si podemos reírnos porque se nos acaba el tiempo para reaccionar… 

DAVID SAFIER: Sí, no hay tiempo que perder. Hay un montón de novelas distópicas, pero sabrás que a mí me gusta escribir sobre el potencial humano. Por eso mi novela es una especie de utopía. Empieza con la imagen de Urga, una mujer de la Edad de Piedra a la que encuentran en el hielo ártico, que se derrite y al final… no destripemos la historia. El libro es una novela utópica divertida, un punto de vista refrescante para un tema tan existencial.

A.L.: Félix quiere triunfar con una aplicación de móvil. ¿Será que no nos tomamos en serio el cambio climático por nuestro exceso de confianza con las nuevas tecnologías?

D.S.: El problema que hay con la mayoría de apps exitosas es que extraen datos y explotan a las personas. Las grandes empresas no son la solución. Por otra parte, no cambiaremos el clima si no invertimos más en soluciones tecnológicas. Cambiar la mentalidad es insuficiente. 

Con la coronacrisis, vemos que no se puede acabar con el problema solo mediante un comportamiento ejemplar. La vacuna, con suerte, frenará la epidemia. El cambio climático es un problema a largo plazo mucho mayor, así que necesitamos tanto cambios comportamentales como soluciones tecnológicas.

A.L.: Usa onomatopeyas con frecuencia, ya sea en el título de su novela ¡Muuu! o en Rompamos el hielo, cuando el mamut grita: ¡Trö!

D.S.: ¡Me encantan! Quizás me transportan a mis primeras lecturas de niño: los cómics del pato Donald.

El libro es una novela utópica divertida, un punto de vista refrescante para un tema tan existencial

A.L.: Las portadas de su libro cambian mucho de Alemania a España. ¿Hay algún motivo?

D.S.: Vas a tener que entrevistar a los diseñadores de la editorial Seix Barral para saberlo. En la edición alemana participo en el proceso con un amigo que dibuja las portadas y es frecuente que sean ideas mías. Puede que la sensibilidad española sea distinta en el aspecto visual; el texto es el mismo, así que ahí no encontrarás diferencias.

A.L.: ¿Tiene lectores cordiales o se parecen a la psicópata de Misery?

D.S.: Estoy muy contento con los lectores que tengo. Son encantadores y nunca me piden nada a cambio. Disfrutan con los personajes. Por ejemplo, con Trö me envían fotos en los que aparecen con un mamut de peluche.

A.L.: ¿Se considera muy prolífico?

D.S.: Pues le acabo de enviar la nueva novela a mi editor. Y para no aburrirme con la espera, empezaré otra novela (no es broma) en cuanto ponga el punto y final a esta respuesta.

Romper el hielo con David

NUEVOS TIEMPOS