POLÍTICA
21/06/2021 12:12 CEST | Actualizado 21/06/2021 16:10 CEST

Sánchez confirma que los indultos se aprobarán mañana

“Con este acto sacamos de la cárcel a nueve personas, pero sumamos a millones para la convivencia”, ha explicado el presidente del Gobierno.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado que los indultos a los presos independentistas serán aprobados mañana, día 22 de junio, en la reunión del Consejo de Ministros después de su tramitación por Justicia y con vistas a una época de reencuentro entre España y Cataluña. El líder del Ejecutivo ha defendido que lo hará “pensando en el espíritu constitucional de concordia”.

Entre aplausos pero también entre gritos de “amnistía” y de “no queremos indultos, queremos independencia”, Sánchez ha defendido dar un primer paso: “Si hay un momento para unirnos es este. Estamos donde estamos. Tenemos que arrancar el camino para recuperar la convivencia”. “Eso es lo que el Gobierno de España ha decidido, afrontar el problema, buscar la concordia. Por eso mañana, pensando en el espíritu constitucional de la concordia, propondré al Consejo de Ministros conceder el indulto a los nueve condenados en el juicio del procés que están en prisión”, ha explicado.

Tenemos que arrancar el camino para recuperar la convivencia

“Por la concordia. Con corazón. No ignoro que hay personas contrarias a esta medida, y tampoco ignoro sus razones. Las respeto. Comprendo más aún a la parte de la sociedad catalana y española que se oponen a la concesión de los indultos: personas que se vieron afectadas en su vida cotidiana, en el trabajo, en la familia, con los amigos, por los hechos enjuiciados en el procés", ha remarcado el socialista.

El presidente del Gobierno se ha trasladado este lunes a Barcelona para pronunciar la conferencia “Reencuentro: un proyecto de futuro para España”, que ha presentado ante 300 representantes de la sociedad civil en el Gran Teatro del Liceu. Su idea es defender la medida de gracia con luz y taquígrafos y que no se le acuse de nocturnidad y alevosía. Comparecerá también en el Congreso el próximo día 30.

Se trata de la decisión política más trascendental de Pedro Sánchez, que es muy polémica y conllevará un desgaste para el Gobierno. No obstante , el presidente está convencido de que hay que intentar solucionar el conflicto catalán y no sólo judicializarlo. Diálogo, diálogo, diálogo. Esa es su consigna frente a los años de Mariano Rajoy.

A partir de este momento, tras los indultos, Sánchez tiene previsto reunirse próximamente con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y posteriormente convocará una reunión de la Mesa de Diálogo con Cataluña.

¿Cuándo saldrán los presos?

La salida de los presos se prevé para esta semana, unos días después de la aprobación. Tiene que dar luz verde el Consejo de Ministros y publicarse el decreto en el BOE, con la firma del rey. Posteriormente el Tribunal Supremo tiene que hacer una liquidación de pena (cuánto tiempo se quita y cómo queda la situación), para luego comunicárselo a las cárceles catalanas.

Desde el Supremo, según fuentes consultadas por El HuffPost, tienen que esperar a la resolución del Consejo, porque si se quita toda la pena pendiente no habrá que hacer liquidación y si quitan una parte, dependen los tiempos de cuándo salga publicado y cuándo tenga conocimiento oficial el Tribunal. En cualquier caso, desde el Alto Tribunal comentan que el Supremo actuará lo "más diligentemente posible".

Las razones del Gobierno

“Sacar a estas nueve personas de la cárcel, que representan a miles de catalanes, es un rotundo mensaje de la voluntad de concordia y convivencia de la democracia española”, ha lanzado durante el acto Sánchez.

Se trata de la decisión política más trascendental de Sánchez

 

La idea en la que ha trabajado el Gobierno es la de unos indultos individualizados, que afectarán a delitos parciales y que podrán ser revisables. Lo que previsiblemente se mantendrá será la pena de inhabilitación, por lo que no podrán ejercer cargos públicos. En esta arquitectura jurídica, con la idea de ganar posibles recursos posteriores, han estado trabajando en conjunto Juan Carlos Campo, Félix Bolaños y Carmen Calvo.

El presidente ha subrayado durante el acto que la principal justificación es su "utilidad para la convivencia", destacando que "si ha habido un momento para unirnos, es este". Por tres razones, ha explicado: ha terminado la vía judicial, el Gobierno está obligado a tramitar las peticiones y "el paisaje de la pandemia nos ha transformado".

"El coste social de mantener la situación en la que nos encontramos es alto, es
prohibitivo. La sociedad catalana, toda España, no puede permitírselo, por más que a algunos esa perspectiva les resulte atractiva”, ha añadido el jefe del Ejecutivo en el Liceu.

Con esta reflexión al hilo: "No esperamos que quienes defienden la independencia abandonen sus ideales, porque tampoco vamos a renunciar nunca a los nuestros quienes defendemos la unión. Lo único que exigimos es que unos y otros nos atengamos al pacto constitucional. Fuera de la
lealtad y de la legalidad democrática no hay espacio para la política”.

En los últimos días Sánchez ha conseguido, además, una serie de apoyos vitales para estos indultos. La mayoría del Congreso (el 55%) los ha respaldado mostrándose en contra de una proposición del Partido Popular, además desde la CEOE y el empresariado catalán se han lanzado mensajes a favor de la medida con la idea de que traiga “estabilidad”. También la Iglesia catalana ha respaldado públicamente esos indultos.

Cataluña es el gran problema político en España sin resolver desde hace décadas. En el Gobierno saben que es muy complicado, pero existe el convencimiento de que se debe de intentar, además de servir para la estabilidad en el Parlamento con los votos de Esquerra.

Después de pasar por el Consejo de Ministros, el Supremo tendrá que hacer una liquidación de pena y comunicarlo a las cárceles catalanas

El Partido Popular está desplegando una fuerte ofensiva en la oposición por estos indultos, aunque está pinchando en su campaña de recogida de firmas, comparada con la desarrollada contra el Estatut de Cataluña. Además, Casado se ha llevado un revés con las palabras de los empresarios, aunque él insiste en que los independentistas volverán a intentarlo.

Desde el independentismo, se rechaza la vía del indulto y se quiere una amnistía (que no concederá La Moncloa). Ante los micrófonos dicen que esto muestra la debilidad del Estado, pero también se han visto algunos pasos como la carta de Oriol Junqueras en la que rechaza la vía unilateral. Ahora, la Generalitat está en manos de Esquerra (en coalición con Junts), que apuesta por la vía pragmática y quiere un referéndum dialogado con el Gobierno central.

La Moncloa rechaza este tipo de referéndum de autodeterminación, pero se abre a llegar a otro tipo de acuerdos, como una reforma federal de la Constitución, que pueda ser votada, como defiende el PSC.

El Gobierno tiene prevista una frenética actividad durante estos días, y este mismo jueves (que podría coincidir con la inminente salida de los presos) habrá una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para aprobar el fin de la obligatoriedad de las mascarillas al aire libre. Además, la semana que viene está previsto que se acuerde la ley trans, y también en el cajón está la ley de memorida democrática para salir pronto.

Photo gallery Junqueras declara en el Supremo See Gallery

EL HUFFPOST PARA MEETIC