BLOGS
13/01/2021 08:08 CET | Actualizado 13/01/2021 08:08 CET

Un Gobierno progresista que evita los desahucios

"Esta crisis con un gobierno de derechas, con Casado como Presidente, hubiese sido mucho más dura para nuestro país".

ASSOCIATED PRESS
Perpetua Obi en desahucio en Santa Coloma de Gramanet, España, el jueves 15 de noviembre de 2012.

Han sido tantas y tan importantes las medidas adoptadas por este Gobierno para afrontar esta dura crisis provocada por el Covid-19, que quizás la más significativa de todas ha podido pasar desapercibida. Lo primordial ha sido evitar dejar a miles y miles de familias en la calle, sin hogar, desahuciadas.

Ni todos los partidos son lo mismo, ni tampoco todos los gobiernos lo son. El Gobierno de Pedro Sánchez gracias al escudo social que ha aprobado, ha impedido 381.774 desahucios. Mientras con el anterior Gobierno del PP, 400.000 familias fueron desahuciadas. No, no somos lo mismo.

La moratoria de hipotecas que se aprobó el 17 de marzo de 2020, al comienzo de la pandemia, ha sido una medida fundamental tanto para la estructura social como económica de nuestro país.

276.237 asalariados se han beneficiado de las moratorias

Según los propios datos, hechos públicos por el Gobierno a través de una reciente respuesta parlamentaria, se han beneficiado de las mismas 276.237 asalariados, junto a 105.537 trabajadores autónomos.

El presidente Pedro Sánchez se comprometió: “Ninguna persona en situación difícil será desahuciada de su casa en esta crisis” y lo ha cumplido. De esta forma ha evitado que casi cuatrocientas mil familias quedasen sin un techo y de paso que el sistema financiero español volviese a enfrentase a otra crisis del ladrillo.

Todo esto contrasta con la política de vivienda que se llevó a cabo durante la anterior crisis. Con el PP sí hubo desahucios y 400.000 familias perdieron su vivienda, incluso hubo años donde llegaron a aumentar los desahucios más de un 13%. Fue tal la preocupación social, que incluso Europa le exigió a Mariano Rajoy que frenase el intolerable número de desahucios que se producían en España.

Pero además de evitar la pérdida de la vivienda, el escudo social aprobado por este Gobierno progresista ha impedido también los cortes de suministros básicos para las personas en situaciones de extrema vulnerabilidad.

Según datos oficiales del Ejecutivo casi medio millón de personas en nuestro país se han beneficiado de la prohibición de los cortes de suministro de electricidad durante el estado de alarma.

Está ha sido la peor crisis mundial en un siglo, pero la forma de afrontarla por el actual Gobierno no tiene nada que ver, a cómo lo hizo el Gobierno del PP ante una crisis mucho menor.

Rajoy aprobó una reforma laboral que machacó a trabajadores bajando sus salarios y recortando la cobertura por desempleo

Rajoy aprobó una reforma laboral que machacó a trabajadores bajando sus salarios y recortando la cobertura por desempleo, mientras el Gobierno de Pedro Sánchez ha protegido durante los momentos más duros a 5,5 millones de trabajadores, a los que ha reconocido y pagado prestaciones por desempleo , gracias a los ERTE y al paro a los autónomos.

El PP se negó siempre a aprobar una renta mínima, pese a que éramos entonces lideres en Europa en pobreza infantil junto a Rumanía. Sin embargo, este Gobierno progresista ha aprobado el Ingreso Mínimo Vital que protege fundamentalmente a familias con menores a su cargo.

Y con el PP se dispararon los desahucios, dejando a miles de familias en la calle, mientras ahora se ha aprobado una moratoria hipotecaria que ha protegido a casi 400.000 familias, ayudas para el alquiler, y se han evitado los cortes de suministros básicos: luz, agua o gas.

Es bueno recordar. Esta crisis con un gobierno de derechas, con Casado como Presidente, hubiese sido mucho más dura para nuestro país en general y para miles de familias que como en la anterior crisis habrían perdido su vivienda.

No, no es lo mismo. No, no somos lo mismo, con Pedro Sánchez como Presidente nadie se queda atrás y nadie ha perdido su casa durante esta crisis.

Ahora hay que salir de la crisis mirando el futuro. Para ello, este Gobierno de progreso ha aprobado los Presupuestos más sociales de la historia de nuestro país, ha conseguido fondos europeos y ha extendido las vacunas. 2021 será el año del comienzo de la recuperación económica.