BLOGS
26/12/2012 08:36 CET | Actualizado 24/02/2013 11:12 CET

Australia a vista de pájaro

Hace ya tres meses que emigré. Además me marqué un "más lejos no se puede" y me vine a Australia. Aunque mi idea es seguir compartiendo las mejores ideas que encuentre para un consumo más sostenible, esta vez quiero hablar de una exposición de 21 fotografías aéreas a gran escala tomadas en la bahía de Shark Bay.

Como mi padre ya se encargó de contaros hace un tiempo en un post en El Huffington que dió la vuelta al mundo, hace ya tres meses que emigré. No solamente emigré, sino que además me marqué un "más lejos no se puede" y me vine a Australia.  

Sí, el mito de los surfistas guapísimos por todas partes es cierto. Pero son muchas más las impresiones que cada día voy recolectando de este país. Por el momento, la primera palabra que viene a mi cabeza cuando alguien me pregunta sobre Australia es: Diferente. Una cultura a medio camino entre el american way of life y el colonialismo inglés que tiene una deuda pendiente con su comunidad indígena. Enmarcada por un paisaje y un bicherío completamente diferente a lo que nosotros conocemos, cada vez que pones un pie en la calle parece que estés viviendo en una película.

Aunque mi idea es seguir compartiendo las mejores ideas que encuentre para un consumo más sostenible, esta vez quiero hablar de algo un poco diferente, una exposición fotográfica. La exposición tenía como título The Most Westerly Point y consistía en 21 fotografías aéreas a gran escala tomadas en la inmaculada bahía de Shark Bay por el joven (y brillante) fotógrafo de moda Ivan Shaw y que en enero se moverá por Europa.

Foto: Una de las 21 fotografías aéreas de la exposición. Cali, de (c) Ivan Shaw.

Esta bahía situada al norte de Western Australia fue descubierta alrededor de 1616 por una expedición liderada por el explorador holandés Dirk Hartog. Con más de 2,2 millones de hectáreas y 1.500 km de costa, Shark Bay o Bahía Tiburón, en 1991 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y el 70% del total de su patrimonio protegido es marino.

Tiburones, delfines, ballenas jorobadas, tortugas, dugones, marsupiales, cerca del 35% del total de todas las especies de pájaros australianas, eucaliptos, dunas, algunas de las extensiones más grandes del mundo de praderas submarinas, y un largo etcétera forman parte de este increíble lugar. Pero de entre toda su fauna y flora, he de hacer una mención especial a sus estromatolitos. Estos seres vivos de nombre casi marciano representan la forma más antigua de vida de nuestro planeta. ¿Por qué lo sabemos? Porque se han encontrado fósiles de estromatolitos en Western Australia de hasta 3.500 millones de años de antigüedad, fecha que por el momento no ha sido superada.

El autor de la exposición, Ivan Shaw, es un fotógrafo nacido en Perth, (Western Australia) que a sus 27 años ya ha trabajado durante un año bajo las órdenes del archiconocido fotógrafo de moda Mario Testino. Ha pasado los últimos cuatro años en Londres, donde ha trabajado para Vogue y fotografiado a Kate Moss o miembros de la familia real británica por ejemplo.

Durante la inauguración.

Foto: (c) Guiomar Duarte.

Sin embargo para su primera exposicion en solitario, Ivan quiso apartarse del mundo de la moda, volver a sus raíces australianas y explorar las formas y la belleza de la inmaculada Shark Bay. Como me contó el propio fotógrafo, la idea surgió un día mientras miraba el paisaje desde la ventanilla del avión (algo que para él se había convertido en una rutina a causa del trabajo) y se acordó de la casi virgen bahía de Shark Bay y se preguntó qué tal quedaría desde el cielo.

Fotografía de la fotografía I Watch the Sea de Ivan Shaw. Foto: (c) Guiomar Duarte.

Después de planear este proyecto fotográfico durante dos años, Ivan se subió a un avión con su cámara y a 4.000 pies de altura y con medio cuerpo por fuera del avión consiguió estas impresionantes fotografías a vista de pájaro de Shark Bay. De colores saturados e impresas en gran formato (150x120cm) si no las miras con atención, parecen cuadros en lugar de fotos.

Resulta cuanto menos interesante ver cómo la inspiración aparece cuando menos te lo esperas y en lugares inesperados. Pero resulta más interesante todavía comprobar cómo cuando a todos nosotros se nos cruzan miles de ideas por la cabeza, algunos las escuchan y se atreven a convertirlas en realidad.

Foto: (c) Guiomar Duarte. A la entrada de la exposición en Perth.

ESPACIO ECO