Angela Merkel

Y es que llama la atenci贸n al instante.
La CDU coge carrerilla, tras meses de bajada, en un momento clave, en las 煤ltimas elecciones antes de las generales de septiembre.
Sus servicios secretos ayudaron a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) en tiempos de Obama para vigilar a la canciller y al hoy presidente, Steinmeier.
Para evitar el descontrol, Merkel pisa el llamado "freno de emergencia" y centraliza las decisiones, con la tercera ola pegando fuerte en el pa铆s.
鈥淟amentablemente, tengo que volver a decirlo hoy: la situaci贸n es grave, muy grave."
El aeropuerto balear tiene previsto m谩s de 500 vuelos para estas vacaciones.
鈥淓l nuevo virus es m谩s agresivo, m谩s infeccioso y m谩s letal鈥, ha asegurado la canciller alemana.
Aunque no est谩 claro que dijese las palabras que le atribuyen.
Lo hace tras las cr铆ticas recibidas por la falta de claridad en su plan.
Merkel ha anunciado un cierre general en Semana Santa ante el avance de la variante brit谩nica.