bosnia

Jovica Stanisic y Franko Simatovic respaldaron e instaron a grupos paramilitares a cometer asesinatos y deportaciones masivas.
El veredicto ha tumbado una por una las alegaciones de la defensa, que hab铆a pedido la absoluci贸n de Mladic.
Sus cascos azules debieron haber ofrecido a los hombres bosnios que llegaron a su base la posibilidad de refugiarse y evitar la persecuci贸n
Fue una guerra diferente a cualquier otra. Porque ocurr铆a en suelo europeo. Porque los muertos eran blancos. Porque se parec铆an
Un tribunal de Naciones Unidas en La Haya ha decidido este mi茅rcoles aumentar la condena al exl铆der serbosnio Radovan Karadzic
"Nosotros no hemos sobrevivido, somos muertos vivientes pero vivos no nos pueden enterrar鈥.
radovan karadzicGracias a mi identidad o a parte de ella, no solo cuento con una representaci贸n pr谩cticamente nula en los m煤ltiples relatos sobre guerra, sino que tambi茅n se supone que debo perdonar los cr铆menes que, aparentemente, se han cometido en mi nombre.
Fue una guerra diferente a cualquier otra. Porque ocurr铆a en suelo europeo. Porque los muertos eran blancos. Porque se parec铆an
Instagram Pinterest TAMBI脡N TE PUEDE INTERESAR Bosnia conmemora el vig茅simo aniversario de la tragedia de Srebrenica El Papa
Bosnia-Herzegovina ha presentado este lunes a la Uni贸n Europea (UE) su candidatura para adherirse al club comunitario en
Pinterest Bosnia-Herzegovina conmemora hoy, con una gran ceremonia solemne, el vig茅simo aniversario de la matanza de m谩s
Facebook Ve a nuestra portada Twitter Y ADEM脕S... Los 'diez mandamientos' del papa Francisco Las ruinas de la biblioteca
Todos los datos sobre el Bosnia-Ir谩n, en este enlace.
Me pregunt茅 qu茅 habr铆a sido de aquellas madres y padres, t铆os y abuelos, y, sobre todo, de aquellos ni帽os refugiados que una vez llegaron a nuestro pa铆s buscando una vida nueva. Algunos han vuelto, otros se han quedado, pero todos tienen sus vidas rehechas.
Abandonamos la capital bosnia hace algunos d铆as con cientos de im谩genes en la retina. Todav铆a retumba en nuestro o铆do el canto de los imanes de las mezquitas aderezado con el sonido de las campanas de las iglesias. Es la fiel representaci贸n sonora de una mezcla que a煤n hoy se vive en la ciudad.
Pasear por el cementerio de Lav, o por cualquier otro de Bosnia, enseguida se hace diferente al de hacerlo por cualquier otro cementerio del mundo. Miras una l谩pida, 1992, otra, 1993, otra, 1994, una m谩s de nuevo, 1992, ahora 1995 y de nuevo 1993. Y as铆 casi eternamente.