consenso

El presentador de 'El Intermedio' reivindica el consenso
Pinterest Twitter Facebook Ve a nuestra portada Instagram Hay un espa√Īol ejemplar en cuestiones de negociaci√≥n y entendimiento
debateEn esta hora de Espa√Īa lo que se precisa, de nuevo, es un compromiso lo m√°s amplio posible para sacar adelante al pa√≠s, sin dejar a nadie y a nada por el camino, ni desde el punto de vista personal, por supuesto, ni tampoco, claro est√°, del territorial. La construcci√≥n de ese consenso, que no ser√° f√°cil, como estamos viendo, inevitablemente nos lleva a la necesidad de acercar posturas entre los contrincantes pol√≠ticos.
El fin de la legislatura sit√ļa a Felipe VI, una vez m√°s, en el inicio de una nueva carrera electoral. El papel jugado por
Instagram Twitter Facebook El Consejo de Informativos de Radiotelevisi√≥n Espa√Īola (RTVE) ha aprovechado la coyuntura actual
albertEstoy convencido de que el acuerdo de la mesa del Congreso va a ser el primero de muchos acuerdos que vamos a tener que lograr en una nueva etapa política que tiene la obligación de pensar más en las próximas generaciones que en las próximas elecciones. Mientras unos viven preocupados por cuántos grupos parlamentarios tendrán, otros nos hemos puesto a trabajar desde el primer día para proponer y para tratar de llegar a acuerdos que beneficien a todos, incluidos los que critican el diálogo.
ernest lluchEsta noche se cumplen quince a√Īos desde que dos tiros impactaran contra el di√°logo como bandera, contra la paz, contra la intelectualidad, contra la persona que universaliz√≥ la atenci√≥n sanitaria, y contra un catalanista de izquierdas enamorado del pueblo vasco. El asesinato de Ernest Lluch trunc√≥ que pudiera ver cumplidos varios de sus sue√Īos.
"Hasta yo, sentado en el esca√Īo, desconectaba cuando empezaban con 'y t√ļ m√°s' ¬ŅC√≥mo no va a desconectar la gente en la calle? Hay que hablar a los ciudadanos con un lenguaje claro de los problemas con los que se enfrentan en el d√≠a a d√≠a.", anima Coscubiela.
Hemos pedido a los diputados salientes que abran los ojos a sus sustitutos para que el aterrizaje sea más suave que el que ellos hicieron. Confían en que, apremiados por los votos que les respaldarán, logren dinamitar un sistema vetusto que impide profundizar en la democracia y la autonomía de los diputados frente a los partidos.
El ruido de las tribunas políticas apenas difiere de las tertulias de algunos programas de la tele basura en las que sus protagonistas, muchos de ellos personajes de medio pelo que han surgido de realities infumables, se enzarzan en discusiones en las que solo triunfa quien más chilla.