Familia Franco

El fallo “reconoce a los herederos del dictador el derecho a recibir una indemnización por los gastos en los que incurrieron cuando ostentaban la propiedad del inmueble”.
La Justicia reconoce que el pazo es del Estado, pero ordena indemnizar a la familia del dictador.
Sostienen que “las cosas, bienes u objetos” no están “físicamente anexionados al inmueble objeto del litigio”.
La familia del dictador considera que no están asociados a la declaración de Bien de Interés Cultural que protege al edificio.
Ha designado al Estado depositario de todos los bienes muebles y elementos del complejo.
El inventario comenzará a realizarse el día 11 de noviembre bajo supervisión de la comitiva judicial.
El Gobierno pidió la ejecución provisional de la sentencia para que la familia entregara la finca sin esperar a que se resuelva su recurso.
La Audiencia Provincial de Madrid que ha dado la razón a la familia del dictador.
Por considerar que existe un interés legítimo en la intervención.