Sorpresa en el final de Gossip Girl. Los fans descubren por fin quién es la "reina cotilla", la bloguera anónima de la serie