libertades civiles

poliSin poner en duda la necesidad de proteger a las personas de la violencia gratuita -tiroteos, ataques suicidas, atropellos deliberados- que ha matado o herido a cientos de personas en países de la UE durante 2015 y 2016, Amnistía subraya que esa tarea no debe ni puede lograrse "pisoteando los mismos derechos que los gobiernos pretender defender".
banderaLas cada vez más preocupantes cifras de delitos de odio y discriminación, las tan frecuentes reacciones homófobas en las redes sociales o el aumento de los casos de acoso escolar basado en la orientación sexual o la identidad de género nos demuestran que estamos lejos de la deseada igualdad, y que en incluso estamos asistiendo a un cierto retroceso con respecto a lo que pensamos que ya eran conquistas irreversibles.
Un forense debería saber que una enfermedad mental es, muy a menudo, causa de un sufrimiento superior al de la enfermedad física; de más difícil tratamiento, incluso sin el rechazo a la ayuda médica con el que se manifestaba la enfermedad en Isabel, la paciente que pidió ayuda a su hijo para morir.
eutanasiaEn Espa√Īa sigue penalizado el suicidio asistido y la eutanasia. Es decir, no es posible a√ļn que una persona de manera libre, consciente y reiterada solicite ayuda para morir en el marco de un proceso que hace que continuar viviendo le resulte insoportable y le comporte enorme sufrimiento.
El capitalismo fue un claro progreso hacia la libertad individual de los nadies cuando en Europa la aristocracia hereditaria comenzó a perder privilegios y poder debido al nuevo poder sin nombre ni títulos del dinero. Sin embargo, el capitalismo ha derivado a un neofeudalismo donde los príncipes (los clanes megamillonarios) tienen más poder que los gobiernos nacionales.
manosLo que realmente deber√≠amos plantearnos es una revisi√≥n del acuerdo constitucional que nos permita un orden social pac√≠fico y justo en las coordenadas del siglo XXI. Es decir, necesitamos otro contrato con el que podamos renegociar el poder, la ciudadan√≠a y las relaciones entre ambos. Un contrato que, por supuesto, deber√≠a asumir las lecciones de casi 40 a√Īos de experiencia constitucional y que deber√≠a responder a una proyecci√≥n de valent√≠a que no fue precisamente la que caracteriz√≥ la transici√≥n.
2014-02-06-20131023sesioncontrol.jpg El relato de los atentados de París, la tentación política de rentabilizar el terrorismo y la insistencia mediática en repetir las mismas informaciones, contribuyen a crear un clima social en el que el miedo colectivo es protagonista. El 73% de los franceses comulga con la merma de derechos que supone el estado de excepción y que Hollande no habría logrado aplicar en otro momento.
Que el premio sensibilice m√°s a este grupo sobre sus responsabilidades para apoyar lo que supondr√° un paso decisivo, y cualitativo, hacia una convivencia democr√°tica en T√ļnez, que no podr√≠a contemplarse sin la abolici√≥n de la verg√ľenza que se evidencia en el art√≠culo 230 del C√≥digo Penal.
banderaEs cierto que el Partido Popular no se ha caracterizado hasta el momento por su defensa incondicional de los derechos de las personas LGTB. Pero también es verdad que dentro del Partido Popular hay personas que están muy lejos de esas posiciones obcecadas e intransigentes, y que tratan de hacer oír su voz en defensa de la igualdad de las personas LGTB. Y ese es un dato que hay que tener muy en cuenta
banderaAhora, en estos tiempos que nos han tra√≠do diferentes aires pol√≠ticos, confiamos que los nuevos representantes del pueblo entiendan que este Orgullo es patrimonio de toda la ciudadan√≠a madrile√Īa y espa√Īola. Un evento nacido de la imperiosa necesidad de la gente de mostrarse y celebrarse como lo que somos, una sociedad multicolor, del arco iris.
manifaLos Ayuntamientos han puesto masivamente en sus sedes la bandera del orgullo. Nosotras, la ciudadanía marginada, escondida, humillada, hemos llegado a las instituciones y estamos cambiando este país. Esas banderas son la imagen de una victoria, de las victorias de la gente, porque los cambios en el imaginario social sólo existen gracias a la unión de personas anónimas, las que generan y sostienen el cambio.
Hace ahora 10 a√Īos hicimos historia en Espa√Īa. Por fin primeros en la fila de las libertades civiles -tras B√©lgica, Pa√≠ses Bajos y Canad√°-, Espa√Īa fue pionera en una ampliaci√≥n de derechos que una d√©cada despu√©s resulta ya ampliamente mayoritaria en la UE. Hicimos historia venciendo muchas resistencias, pues la jerarqu√≠a episcopal espa√Īola march√≥ en manifestaci√≥n con la jerarqu√≠a del PP, que interpuso su fallido recurso ante el TC, un recurso minado de argumentos reaccionarios que ya suscitan sonrojo a muchos de sus afiliados.
toroSalir del armario, mostrarte tal y como eres, llevar una vida en pareja siendo homosexual, o nacer transexual en un pueblo peque√Īo o mediano no es nada sencillo; mucho m√°s dif√≠cil, desde luego, que hacerlo en una gran ciudad. De ah√≠ la importancia de reivindicar la igualdad de las personas LGTB en el √°mbito rural.
pedrozeroloPedro siempre terminaba sus frases con un "mi ni√Īo". Y ahora creo que s√© por qu√© lo hac√≠a. No era una muletilla. Era una llamada. La llamada a reconocer que somos ni√Īos felices gracias al trabajo que otros han hecho antes que nosotros. El esfuerzo de miles de personas en nuestro pa√≠s que se sacrificaron para que nosotros, los ni√Īos de la democracia, pudi√©ramos vivir en libertad, vivir sin armarios, sin discriminaci√≥n, sin oprobio, sin c√°rcel, sin persecuci√≥n.
En estos tiempos de m√ļltiples crisis, y sobre todo de necesaria revisi√≥n de algunos esquemas caducos de la pol√≠tica, pienso que es m√°s necesario que nunca reivindicar la figura de Pedro Zerolo. Porque √©l s√≠ que representaba, al menos para m√≠, el modelo de lo que entiendo que deber√≠a ser una persona p√ļblica, socialista y feminista, militante en unas convicciones desde las que pretend√≠a transformar el mundo. Su talento y su talante eran las dos caras de un mismo rostro en el que era f√°cil detectar la verdad y el compromiso.
manifaA poco más de un mes de la celebración de los Juegos, es la hora hacer uso de todos los instrumentos a nuestra disposición para forzar la liberación inmediata de los activistas encarcelados en Azerbaiyán. La UE debe dejar claro de qué lado está, si de los intereses económicos o del de los derechos humanos. Yo lo tengo claro.
mordazaLa Ley de Seguridad Ciudadana, m√°s que generar seguridad en la ciudadan√≠a, lo que persigue es evitar sobresaltos e incomodidades al poder, que es algo muy diferente. ¬ŅC√≥mo es posible que los diputados de un partido, ahogado en casos de corrupci√≥n, quieran criminalizar a quienes mediante la protesta pac√≠fica est√°n denunciando el expolio de este pa√≠s?