marea ciudadana

Varios miles de personas han tomado este domingo el centro de Madrid para protestar contra las reformas del Gobierno en una
La tarde del 23-F empez√≥ siendo Grande. El pueblo volv√≠a a tomar la PALABRA. Se anunci√≥ el final de la marea y los bomberos, que hab√≠an formado un cord√≥n de seguridad, se retiraban. Pareci√≥ que les faltara tiempo. Desde del otro lado de la barrera, potentes focos nos se√Īalaban. En tan solo unos minutos, la UIP se hizo presente: chalecos, cascos, escudos.
"El creciente desempleo, el ataque a la Sanidad y la Educaci√≥n p√ļblicas, a los derechos laborales y sociales, al medio ambiente
Madrid, Barcelona, Valencia, San Sebasti√°n, A Coru√Īa, Zaragoza, C√°ceres, Badajoz, √Āvila, Valladolid... Un clamor en contra
El portavoz del Gobierno de Madrid, Salvador Victoria, ha afirmado que las manifestaciones convocadas para la tarde de este
M√°s de 200 colectivos, coordinados por la plataforma Marea Ciudadana, inundar√°n este s√°bado 23 de febrero las calles de medio
Hace 32 a√Īos se tomaron las calles en toda Espa√Īa. Se mostraba as√≠ el rechazo al golpe de estado frustrado. Ahora las tomaremos de nuevo, esta vez para rechazar el golpe de estado financiero consumado. El pr√≥ximo d√≠a 23, muchos indignados volveremos a ocupar las calles, fundidos entre todas las mareas.
Como nos recordaban hace poco, "ha llegado la hora de que las ONG sean ardillas y no dinosaurios". Si la eclosión del 15M y todos los movimientos posteriores nos pilló "en clamoroso fuera de juego", no es tarde para reaccionar. Porque más allá de nuestro ensimismamiento, las ONG somos personas.