subdesarrollo

papanoelEn esta temporada navide√Īa, la mayor√≠a de ustedes piensan en compartir con su familia y dar regalos a sus hijos y seres queridos, tal vez mientras disfrutan juntos de una bebida caliente, pero muy pocos de ustedes piensan en la triste realidad de los ni√Īos en las comunidades que producen el caf√©, el t√© y el cacao para esas bebidas.
naciones unidasEspero que usted est√© de acuerdo conmigo en que lo que el mundo necesita para poner fin a la desigualdad es un sistema transparente de valor compartido en el comercio global, y no glamour en la ONU o el bombo publicitario en los medios. Ning√ļn caf√©, t√©, cacao o cualquier otro producto debe ser considerado √©tico, sostenible o justo hasta que todas las ni√Īas en las comunidades que los producen puedan asistir a la escuela secundaria.
mozambiqueDurante la pasada década, Mozambique crecía a una media del 8% y prometía seguir haciéndolo gracias al descubrimiento de extensas reservas de gas en la costa norte del país. Sin embargo, con la desaceleración en los países emergentes y la caída en el precio de las materias primas que el país exporta, el país ha desacelerado su crecimiento hasta el 5%.
africaExiste un extraordinario pensamiento africano organizado en forma de centros de reflexión capaz de generar propuestas para cada uno de los países del continente, para el conjunto del mismo y para el ámbito global, sin cuya transformación sería imposible afrontar los problemas regionales y locales.
memoriasMientras las víctimas de un atentado en el primer mundo son noticia, los miles de muertos en las guerras del tercer mundo son apenas una estadística. Aunque en nuestros países creemos gozar de las mismas ventajas que el primer mundo, podríamos estar muy equivocados.
Se ha producido un notable incremento en educación en los países africanos, pero se mantienen las notables deficiencias del sistema educativo, que tienen su origen en causas similares a las que han restringido el crecimiento económico. El estado de la salud en la mayoría de la región es deplorable, consecuencia en parte del bajo nivel de renta.