subvencion

Ni el seguro de paro ni los fondos de FORCEM para la formaci√≥n, gestionados por sindicatos y empresarios, son subvenciones. Son recursos que surgen de los propios trabajadores, cantidades previamente detra√≠das de sus cotizaciones. Una de las leyes no escritas de la globalizaci√≥n es que un elemento determinante para decidir el asentamiento de las grandes inversiones es el tama√Īo de las ayudas p√ļblicas que reciben.