El Congreso tumba la investidura de Feijóo y despeja el camino a Sánchez

El Congreso tumba la investidura de Feijóo y despeja el camino a Sánchez

El líder del PP no obtiene la mayoría simple necesaria al sumar sólo el apoyo de Vox, Coalición Canaria y UPN. La crispación política vuelve a protagonizar la sesión, dentro y fuera del Congreso.

El líder del Partido Popular y candidato presidencial, Alberto Núñez Feijóo durante la segunda votación a su investidura, este viernes en el Congreso.EFE/Juan Carlos Hidalgo

Se acabó el sueño presidencial de Feijóo, al menos por ahora. El presidente del PP y candidato a la investidura tras la designación del rey Felipe ha fracasado en su intento de ser presidente del Gobierno. Tal como se esperaba, el líder popular no ha conseguido la mayoría suficiente de la Cámara en la votación celebrada este viernes en el Congreso y su derrota abre ahora la puerta a Pedro Sánchez para revalidar su cargo, siempre y cuando consiga el apoyo de las fuerzas independentistas. 

Al igual que en la votación del pasado miércoles, Feijóo sólo ha conseguido reunir los 172 votos a favor de PP, Vox, Coalición Canaria y UPN. Enfrente, los 177 'noes' del resto de grupos parlamentarios: PSOE, Sumar, Bildu, PNV, Junts, ERC y BNG. Pese a los insistentes llamamientos al transfuguismo por parte de dirigentes del PP y Vox en estas últimas semanas, ningún diputado socialista ha roto la disciplina de voto y todos han dicho un rotundo "no" durante la votación. Incluido, el turolense Herminio Rufino Sancho Íñiguez, quien se convirtió en protagonista inesperado 48 horas antes al votar por error a favor de Feijóo. Su voto, correcto hoy, ha sido recibido con risas y algunos aplausos. 

ha sido considerado como nulo el voto del diputado de Junts Eduard Pujol Bonell, que ha votado "sí" y luego "no". Una confusión que ha llevado a la Mesa del Congreso y a los letrados de la Cámara a discutir sobre el asunto durante varios minutos hasta resolverlo como un voto excluido del recuento final. 

Tras no conseguir la suma necesaria, la presidenta del Congreso, Francina Armengol, comunicará en las próximas horas al rey Felipe el resultado de la votación y proceder a la convocatoria de todos los grupos en busca de un nuevo candidato. 

Feijóo, consciente en todo momento de su inevitable derrota, ha aprovechado las diferentes sesiones de su debate de investidura para exhibir unidad y despejar todas las dudas sobre su liderazgo en el PP. Si el miércoles se rodeaba de todos los presidentes autonómicos y algunos de sus alcaldes, hoy ha reunido a todos sus diputados y senadores en la escalinata de la puerta de los Leones para hacerse una foto que ha acabado con ovaciones y gritos en su apoyo. 

  Foto de Feijóo en las escalinatas del Congreso junto a los diputados y senadores del PPEuropa Press via Getty Images

Una imagen muy similar a la que, después, se ha visto en el interior del Congreso. Arropado por su bancada, Feijóo ha aprovechado sus diez minutos de intervención para pedir a Sánchez que no se escondiera y participara en el debate. "Tenga el valor de decir lo que España va a tener que soportar si usted vuelve a ser presidente del Gobierno. Tenga la valentía que no tuvo el martes para que nuestro país sepa lo que piensa sobre las exigencias nítidas de los independentistas de la Cámara. Toca saber si usted quiere ser presidente a costa de la dignidad y de la igualdad de los españoles. Yo digo no a la amnistía y al referéndum. ¿Y usted, señor Sánchez?", ha dicho Feijóo.

En una última intentona, Feijóo ha vuelto a dejar caer la sombra del transfuguismo entre los diputados socialistas apelando a que no sean "tránsfugas de sus votantes ni de sus principios". "No lo sean tampoco de una España en la que todos los ciudadanos seamos libres e iguales", ha incidido, al tiempo que ha dejado claro que el PP no tiene intención alguna de abstenerse en una hipotética investidura posterior de Sánchez. "No vamos a evitar el cinismo de que nos pidan luego a nosotros lo que ustedes se niegan a hacer con el partido más votado. Otro paso más del cinismo, ya no", ha dicho con firmeza.

  Óscar Puente recibe el saludo de Pedro Sánchez tras su intervención en el debate de investiduraEuropa Press via Getty Images

Los ruegos de Feijóo a Sánchez para que interviniera no han sido satisfechos. De nuevo, ha sido el diputado Óscar Puente el encargado de hablar en nombre del PSOE. El exalcalde de Valladolid ha afeado a Feijóo que haya usado la Corona y la investidura para "coronarse en su partido y reforzarse ante los suyos". "Para superar la prueba no le ha importado utilizar al rey y convocarnos a este simulacro de investidura. Su respeto a las instituciones es nulo", ha dicho.

En lo que Puente sí ha dado la razón a Feijóo es en asegurar que el PSOE de ahora no es el de hace treinta años. Y ha recordado algunas de las últimas palabras de Gregorio Peces-Barba, histórico socialista al que Feijóo aludió el martes para diferenciar entre el "viejo" y el "nuevo" PSOE. "Peces-Barba abandonó el Alto Comisionado para las Víctimas del Terrorismo harto del trato que ustedes le dispensaron. Al PSOE de hace treinta años le trataban igual que antes. El PSOE no es el mismo que el de hace treinta años, pero el PP sí", le ha criticado. Por último, y jugando con uno de los lemas de la campaña, Puente ha dicho que "el final del verano azul ha llegado y usted partirá".

El tono de la sesión ha ido en aumento cuando la portavoz de Sumar, Marta Lois, ha tildado de "mentiroso" a Feijóo o cuando Carme Jordá, de ERC, ha llamado a la Policía Nacional y la Guardia Civil "piolines" al recordar los incidentes del 1-O. La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha pedido que dichas expresiones fueran retiradas del diario de sesiones. Mientras, Miriam Nogueras (Junts) ha criticado a Feijóo por no aportar "ni una sola propuesta para resolver el conflicto catalán". "La tesis de que un referéndum rompe la convivencia es de la ultra derecha, votar es consenso", ha añadido. 

También ha habido críticas a Feijóo entre los partidos vascos. Aitor Esteban (PNV), muy tajante, ha acusado a Feijóo de protagonizar en su investidura "un discurso agresivo, desafiante y arrogante, en el que confunde la sorna con la provocación". "No quiere tender puentes. Su soledad es mayor hoy que ayer (...) Y entre su partido y el nuestro hay un abismo muy profundo", le ha dicho el representante del PNV. 

Y Oskar Matute, de Bildu, ha vuelto a arremeter contra los pactos del PP con Vox. "Nuestras abuelas castellanas no sabían hablar euskera, pero sabían que las mismas hachas que les silenciaban mataron a Lorca" Ahora, con Vox de vuelta y el PP, el Congreso les pone un cordón sanitario a ustedes", ha explicado. 

  El presidente de Vox, Santiago AbascalEuropa Press via Getty Images

Precisamente, Santiago Abascal ha utilizado sus cinco minutos de intervención para retratar a Sánchez como "el epítome de la corrupción" y "el presidente más corrupto de la historia de España". "Un político amnistiando a otro político (Carles Puigdemont) a cambio de sus votos para mantenerse en el poder, no puede haber un mayor acto de corrupción, no puede haber una mayor desvergüenza a la vista de todo el mundo", ha dicho. 

El alto nivel de crispación que se respiraba en la Cámara se ha contagiado a las calles. Decenas de personas se han congregado frente al Congreso para mostrar su rechazo al presidente en funciones, Pedro Sánchez, y a algunos de sus socios parlamentarios, como el PNV o Bildu. Un clima de máxima tensión que, con toda probabilidad, será aún mayor una vez que el líder socialista reciba con toda probabilidad el encargo del rey de intentar formar gobierno y se presente a una investidura que en Moncloa ya fijan para la semana del 16 o del 23 de octubre.