Podemos rompe con Sumar y se pasa al Grupo Mixto en el Congreso

Podemos rompe con Sumar y se pasa al Grupo Mixto en el Congreso

"No podemos hacer política en el grupo parlamentario de Sumar", denuncian los morados. La formación de Yolanda Díaz les acusa de "deslealtad" y "victimismo".

La diputada de Podemos, Ione Belarra, en el Congreso.EFE

La brecha pasó a ruptura total. Podemos ha anunciado este martes que abandona el grupo parlamentario de Sumar para incorporarse al mixto

Lo ha hecho después de que el partido de Yolanda Díaz, con el que los morados concurrieron de forma conjunta a las elecciones generales, no haya permitido que su secretaria general, Ione Belarra, participara hoy en el Pleno con el ministro de Exteriores sobre la situación en Gaza e Israel

"No podemos hacer política en el grupo parlamentario de Sumar", han denunciado los morados. En una breve intervención de uno de sus cinco diputados, el parlamentario por Murcia Javier Sánchez Serna ha señalado que han decidido pasar al Grupo Mixto "para garantizar nuestra capacidad de hacer política en el Congreso y para seguir impulsando las medidas valientes que necesitan las mayorías sociales de este país".

"Las personas de Podemos no estamos en política por conservar un escaño ni por calentar un sillón. Estamos para impulsar desde el Congreso cambios valientes y ambiciosos para hacer posible lo que nos dicen que es imposible. Con el apoyo de la militancia, vamos a seguir trabajando con plena autonomía política para recuperar la unidad del bloque democrático y para volver a gobernar en coalición", ha señalado.

Guerra abierta desde el 23-J

  Irene Montero y Yolanda DíazEuropa Press via Getty Images

Las discrepancias entre Podemos y Sumar han sido constantes desde la propia confección de las listas electorales para las elecciones generales del 23-J, en las que los morados denunciaron la exclusión de pesos pesados del partido como Irene Montero o Pablo Echenique

Tras los comicios, Podemos pidió a PSOE y Sumar que Montero se mantuviera en el Gobierno como ministra de Igualdad y no aceptó como compensación la elección de Nacho Álvarez como ministro de Asuntos Sociales. En estos últimos días, también han criticado que Díaz no eligiera a ninguno de sus representantes para la portavocía adjunta en el Congreso o que no se les diera voz tanto en el debate de investidura de Feijóo como en la de Sánchez. 

La negativa este martes de Sumar a Belarra para participar en el pleno sobre Israel y Gaza con la intervención del ministro Albares ha sido, para la formación, "la gota que ha colmado el vaso". 

"Es algo que, además de no tener ningún sentido político, ha provocado que hoy haya faltado la voz que con más contundencia ha condenado el genocidio que está perpetrando Israel en la Franja de Gaza y en Cisjordania y que de forma más concreta ha exigido a Pedro Sánchez que pase de las palabras a los hechos", han explicado desde Podemos a Canal Red, medio que dirige el exsecretario general Pablo Iglesias. Quien tomó la palabra en nombre de Sumar fue Agustín Santos, exembajador de España ante la ONU.

El nuevo horizonte de Podemos en el Congreso

Podemos cuenta actualmente con cinco diputados en el Congreso de los Diputados. Entre ellos, está la secretaria general del partido y exministra, Ione Belarra; la responsable de Organización, Lilith Vestrynge, y el propio Javier Sánchez Serna. Sus votos son necesarios para asegurar la mayoría que sostiene el gobierno de Pedro Sánchez tras su investidura. En el Grupo Mixto compartirán espacio con Coalición Canaria, BNG y UPN

En términos económicos, la ruptura beneficia tanto a Podemos como a Sumar. Los morados pasarán de recibir 19.429 euros mensuales, gracias a las subvenciones a los grupos parlamentarios, a 27.697 euros. Los de Yolanda Díaz, por su parte, ingresarán 10.000 euros más. 

Además, Podemos contará con voz propia en los debates y plenos que se celebren en el Congreso. En el caso, por ejemplo, de los debates de totalidad de una iniciativa legislativa, el tiempo de intervención por grupo es de 15 minutos y los morados podrían ocupar entre cuatro o cinco dentro del bloque otorgado al Grupo Mixto.

Sumar habla de "flagrante incumplimiento", "deslealtad" y "victimismo"

La reacción de la otra parte tardó unos minutos, pero llegó con contundencia. La portavoz parlamentaria de Sumar, Marta Lois, ha mostrado su indignación con una ruptura que ha calificado como "flagrante ruptura e incumplimiento" del acuerdo de coalición, así como una "deslealtad" con los votantes.

Para Lois, la decisión de Podemos responde a una "visión victimista" que no se justifica ante las "decisiones internas" y democráticamente adoptadas por el grupo Sumar. 

Sin entrar el fondo de la cuestión, la voz de Sumar también ha planteado la posibilidad de reformar las comisiones parlamentarias en las que Podemos tenía el mando o cargos de responsabilidad. "Por lógica y coherencia entendemos que si Podemos se va del grupo habrá una reestructuración de las comisiones".

Lo que no está sobre la mesa, por lo apuntado tanto por Podemos como por Sumar y hasta por el PSOE es un posible cambio en la suma mayoritaria de fuerzas de izquierda. Lois ha apuntado que "no me cabría en la cabeza que ningún/a diputado/a de Podemos quiera poner en riesgo la mayoría progresista". Su homólogo del PSOE, Patxi López, se ha mostrado "convencido de que nadie de la izquierda va ni a ralentizar ni a paralizar" el Ejecutivo de coalición.