INTERNACIONAL

Israel condiciona el alto el fuego a que Hamás cese en sus ataques

18/11/2012 18:25 CET | Actualizado 18/11/2012 18:25 CET
AFP

La situación en la franja palestina de Gaza, lejos de mejorar, se recrudece por momentos después de que en la madrugada de este domingo Israel haya intensificado sus ataques. La Marina israelí bombardeó diversas posiciones en la costa de Gaza y provocó la muerte de cinco personas y heridas a seis periodistas en un edificio sede de varios medios de información.

Sobre las dos de la mañana hora local se pudieron escuchar en Gaza capital decenas de bombardeos procedentes del mar, con múltiples explosiones seguidas segundos después del ruido del impacto en tierra. Posteriormente, en un nuevo bombardeo israelí sobre un edificio de Gaza capital, murieron diez civiles, entre ellos cinco niños y dos mujeres, informaron fuentes médicas y sanitarias.

En el ataque, producido en el barrio Naser, también fallecieron tres varones y resultaron heridos otros diez palestinos, informó el portavoz del Ministerio de Sanidad en Gaza, Ashraf al-Qedra. El edificio, de cuatro plantas, recibió el impacto de varios misiles lanzados por aviones de guerra F-16, señalaron testigos, que precisaron que la vivienda pertenece a la familia Al Idalu.

MUJERES, NIÑOS Y ANCIANOS

Tras el ataque, cientos de hombres salieron a la calle, mientras otros curioseaban desde los balcones y algunos se afanaban en tirar abajo las estructuras consideradas peligrosas que habían quedado en pie, según presenció Efe. "No entendemos la razón. Dispararon sin avisar. Aquí no vive ningún miliciano. En la casa vivían doce personas", declaró a los periodistas un vecino, Hani. El Ejército israelí únicamente señaló a Efe que está "investigando el incidente".

Además, dos milicianos murieron en un ataque aéreo en el campo de refugiados de Yabalia, en el norte de Gaza, por un misil lanzado contra el coche en el que circulaba, señaló Al Qedra. Otro miliciano pereció además en un ataque aéreo en el este de la franja, agregó.

Con estos últimos bombardeos el balance de palestinos muertos en la ofensiva Pilar Defensivo, que entró este domingo en su quinto día, se eleva a 69, según el portavoz. La mitad son menores, mujeres y ancianos civiles, y la cifra de heridos se sitúa en torno a 550, un 70% de ellos civiles.

Por otro lado, el brazo armado de Hamás informó en un comunicado de que sus hombres han disparado contra Israel más de 900 cohetes desde el miércoles, día en que dio comienzo la ofensiva militar. Israel eleva esa cifra a 1.000 y asegura que 300 de ellos fueron derribados en vuelo.

CONDICIONES PARA EL ALTO EL FUEGO

El ministro israelí de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, afirmó que la primera condición para cualquier acuerdo de alto el fuego con el movimiento Hamás es el completo cese de todos los ataques con cohetes contra Israel. Así lo manifestó en una conferencia de prensa celebrada en Jerusalén tras reunirse con su homólogo francés, Laurent Fabius, a quien agradeció sus esfuerzos de mediación destinados a fraguar un acuerdo a largo plazo entre Israel y el Gobierno de Hamás en Gaza.

Lieberman señaló en la comparecencia que "una vez que todas la organizaciones terroristas en la franja de Gaza cesen sus ataques, Israel estará dispuesto a analizar cualquier opción que sea puesta sobre la mesa". El jefe de la diplomacia israelí enfatizó que ningún país debería tolerar que un millón de sus habitantes permanezcan sentados en los refugios antiaéreos, sus niños sin acudir al colegio y los adultos, al trabajo.

Las declaraciones de Lieberman siguen a las del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien aseguró este domingo que el Ejército de su país está preparado para seguir adelante con la ofensiva Pilar Defensivo y hacer "pagar a Hamás un alto precio" por los ataques con cohetes contra Israel.

"Estamos haciendo pagar a Hamás un alto precio y el Ejército está preparado para ampliar considerablemente la operación", dijo al abrir hoy la reunión semanal del Consejo de Ministros, la primera desde que comenzaron las hostilidades hace cinco días.

Entretanto, una delegación compuesta por cuatro militares israelíes ha llegado a El Cairo para tratar con las autoridades de Egipto una posible tregua en la escalada de violencia en la franja de Gaza, informó a Efe una fuente de los servicios de seguridad egipcios.

REACCIÓN INTERNACIONAL

El ministro británico de Exteriores, William Hague, ha advertido a Israel de que perderá apoyo a nivel internacional si lanza una ofensiva terrestre contra los palestinos de Gaza. Hague subrayó que "la principal responsabilidad" en la actual crisis es de Hamás por sus ataques con cohetes contra Israel, pero insistió en que las dos partes han de hacer esfuerzos para rebajar la violencia.

"Tanto el primer ministro [David Cameron] como yo hemos subrayado a nuestros homólogos que una invasión terrestre de Gaza les restaría mucho del apoyo y la solidaridad internacional que tienen en esta situación", afirmó el ministro.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha afirmado por su parte que su Gobierno "apoya totalmente el derecho de Israel de defenderse de los misiles" disparados por las milicias palestinas desde Gaza. Obama llamó a que concluya el lanzamiento de misiles para permitir que el proceso de paz avance.

NOTICIA PATROCINADA