INTERNACIONAL

Edward Snowden busca asilo en "cualquier país que crea en la libertad de expresión"

10/06/2013 08:31 CEST | Actualizado 09/08/2013 11:12 CEST
REUTERS

El nombre de Edward Snowden no era conocido para los ciudadanos de EEUU hasta este fin de semana, pero a partir de ahora será disputado entre los que lo califican de traidor a la seguridad del país más poderoso del mundo y los que lo alabarán por sacar a la luz la manera en la que el Gobierno espía a sus ciudadanos a través de sus registros telefónicos y a través de internet y las redes sociales.

Si la prensa de EEUU ha fundido en George W. Obama al presidente actual y su predecesor, a los que ya unen agresivas técnicas de recopilación de información, Edward Snowden va camino de convertirse en Bradley Snowden, en referencia al soldado Manning que facilitó a Wikileaks miles de informes secretos de la diplomacia estadounidense.

Desde Hong Kong, el extécnico de la CIA y exconsultor de la Agencia Nacional de Inteligencia (NSA) aseguró buscar asilo, consciente de que no podrá volver a su país.

"Tengo la intención de pedir asilo a cualquier país que crea en la libertad de expresión y se oponga a que la privacidad global sea la víctima", indicó Snowden a The Washington Post.

Snowden reveló este domingo voluntariamente que él es la fuente utilizada por los diarios The Guardian y The Washington Post, que han revelado dos programas de espionaje secreto que permiten consultar a diario registros de llamadas en Estados Unidos y extraer información de servidores de gigantes de internet con el objetivo de espiar a extranjeros sospechosos de terrorismo.

El ingeniero informático de 29 años trabajó durante cuatro años para la NSA como empleado de varias compañías adjudicatarias de contratos de defensa, la última de ellas Booz Allen Hamilton, desde la que tuvo acceso a la información secreta.

El joven ha estado una década relacionado con la inteligencia estadounidense, primero como ingeniero informático de la CIA, basado en Ginebra, y después como consultor en varias empresas externas de defensa que colaboran con la NSA, según reveló él mismo a The Guardian.

"NO PERMITIRÉ QUE EL GOBIERNO INTIMIDE"

Snowden aseguró al Post que no se va a ocultar y señaló que "permitir que el Gobierno estadounidense intimide a su pueblo con amenazas de represalias por revelar malas acciones es lo opuesto al interés público".

El director nacional de Inteligencia, Jamer Clapper, dijo ayer que la NSA ha pedido al Departamento de Justicia el inicio de una investigación para determinar el responsable o responsables de las filtraciones y las consecuencias penales de estos hechos, que dijo afectan seriamente a la lucha antiterrorista de EE.UU.

Snowden explicó que no se arrepiente de haber filtrado la información clasificada "alto secreto" y cree que las filtraciones han hecho que los estadounidenses ahora entiendan "que tienen el poder de decidir por ellos mismo si están dispuestos a ceder su privacidad a un estado de vigilancia constante".

LOS REPUBLICANOS PIDEN SU EXTRADICIÓN

"Si Edward Snowden filtró en realidad documentos de la NSA, como dice, el Gobierno de los EEUU debe perseguirlo con todo el peso de la ley y comenzar los trámites de extradición cuánto antes", aseguró Peter King, el presidente del subcomité de seguridad nacional del Congreso de EEUU y parlamentario por Nueva York.

"EEUU debe dejar claro que ningún país debe garantizar asilo individual. Se trata de un asunto de máxima gravedad para la inteligancia americana", añadió en un comunicado recogido por The Guardian.

EEUU tiene un tratado de extradición firmado con Hong Kong, pero cuenta con excepciones para asuntos políticos.