INTERNACIONAL

Rebaja de salarios: La Comisión Europea pide una devaluación interna para reducir el paro

06/08/2013 20:42 CEST | Actualizado 07/08/2013 18:50 CEST
Reuters

La Comisión Europea también cree que con una bajada de sueldos se sale de la crisis. El vicepresidente económico del Ejecutivo comunitario, Olli Rehn, ha secundado este martes la propuesta del Fondo Monetario Internacional (FMI) de reducir hasta un 10% los salarios en España. Así, Europa se suma a la receta propuesta el pasado domingo desde Washington para combatir el paro nacional.

En un artículo en su blog, Rehn asegura que se podría reducir en "seis o siete" puntos porcentuales la tasa de desempleo en España. El dirigente europeo compara la situación española con la de Letonia o Irlanda, y sostiene que la "devaluación interna" ha sido "clave" para dejar atrás con éxito la recesión.

El comisario de Economía pide coraje para hacer frente a las reformas económicas:

"Hay que tener un fuerte sentido de la responsabilidad política para llevar a cabo las reformas", dice Rehn. "Estoy mentalmente preparado para el coro de profetas de la catástrofe que expresarán su indignación contra mi punto de vista en los medios de comunicación financieros".

El político finlandés ha pedido a sindicatos y patronal que lleguen a un gran acuerdo social como fórmula para combatir el paro. "Los actores que lo rechacen frontalmente cargarían sobre sus hombros con una enorme responsabilidad nacional por los costes sociales y humanos", resalta.

Rehn se abona a la simulación hecha por el FMI argumentando que si los sindicatos "acceden a una importante moderación salarial adicional" se producirá "un incremento del empleo".

TENDENCIA POSITIVA EN EMPLEO

La CE analizará las reformas laborales en España de 2012, y Rehn destaca que la creación de empleo está mejorando: "No hay duda de que esta tendencia puede reflejar en parte un patrón estacional, vinculado a la relativamente competitiva industria turística española, pero podría señalar el tan esperado punto de inflexión".

La receta propuesta por Washington contempla una reducción de los salarios del 10% en dos años. Los empresarios deberían comprometerse a "significativos" aumentos de la contratación, mientras que el Gobierno tendría que reducir las contribuciones a la Seguridad Social en un 1,7%, según la propuesta del FMI.

Rehn es moderadamente optimista, ya que aunque hay "indicadores positivos", el paro en algunos países sigue siendo "inaceptablemente alto" y las reformas "están aún a medias o todavía por aplicar".

BUENA BALANZA COMERCIAL

La balanza comercial del país, que recoge la diferencia entre las exportaciones y las importaciones nacionales, es la razón que explica el paso del déficit al superávit comercial, según el comisario.

Rehn ha apuntado como asignatura pendiente la redistribución de los recursos de la economía española, que deberían dejar de emplearse en sectores como la construcción y dedicarse a sectores más productivos, como el exportador.

OFRECIDO POR NISSAN