INTERNACIONAL

Obama asume su culpa en los errores en la web de la reforma sanitaria

14/11/2013 18:33 CET | Actualizado 14/01/2014 11:12 CET

Los estadounidenses que quieran mantener su actual seguro médico podrán hacerlo hasta 2014. Ese es el anuncio que hará el presidente de EEUU, Barack Obama, este jueves desde la Casa Blanca, modificando uno de los aspectos de su reforma sanitaria.

Pese a implementar este cambio, Obama insistirá en que las compañías aseguradoras deben informar a los ciudadanos de los planes alternativos que la reforma prevé y de qué beneficios se pierden al mantener sus antiguos seguros.

Desde que la reforma fue promulgada, Obama y sus asesores han prometido que los ciudadanos podrían mantener sus actuales planes de salud si estaban satisfechos con ellos. Pero la reforma establece una serie de estándares mínimos y que si un seguro no los cumple debe ser reemplazado por otro de los ofrecidos en los nuevos mercados abiertos desde el pasado 1 de octubre.

Hace unos días, el expresidente Bill Clinton aseguró que él prefería cambiar la ley, de modo que Obama cumpliese con la promesa federal que hizo.

La reforma sanitaria no está saliendo tan bien como la Administración Obama preveía. Sobre todo debido a los fallos de la página web HealthCare.gov, desarrollada para inscribirse en los nuevos seguros médicos.

El equipo de Obama esperaba que medio millón de personas se inscribieran, pero apenas lo han hecho 106.000 del 1 de octubre al 2 de noviembre. Aún así, todavía quedan cinco meses más para que la gente pueda inscribirse.

"YO TAMBIÉN ESTARÍA FRUSTRADO"

Obama ha explicado que se trata de un proceso "complejo" y que afronta "muchos retos". "Tenemos que avanzar, solventar los problemas y vamos a hacerlo bien. Funcionará", ha afirmado desde la Casa Blanca. "No hay duda de que la gente está frustrada, lo entiendo, yo también lo estaría. Me siento muy responsable por haberlo hecho más complicado a la gente en lugar de más fácil".

"Cuando llegué a la Presidencia dije 'no soy un hombre perfecto y no seré un presidente perfecto', pero trabajaré lo más duro que pueda para hacer las cosas más fáciles a la gente", ha proseguido Obama.

Aún así, el presidente norteamericano ha defendido que "hay muchas cosas de la reforma que funcionan bien y que la gente no conoce porque no generan controversia". "Confío en que el año que viene la gente pueda decir que funcione, pero no voy a ser tan estúpido para decir que esto es como comprar en Amazon".

NOTICIA PATROCINADA