NOTICIAS

7 medidas que deberían tomar los Gobiernos para frenar la desigualdad (pero que no tomarán)

20/01/2014 16:49 CET | Actualizado 20/01/2014 16:57 CET

Las cifras del Informe Oxfam publicado este lunes son tan rotundas como brutales: 85 personas acumulan tanta riqueza como la que posee la mitad más pobre de la población mundial. La riqueza mundial está dividida en dos: casi la mitad está en manos del 1% más rico de la población, y la otra mitad se reparte entre el 99% restante.

En España, la situación no es mucho mejor: las 20 personas más ricas poseen una fortuna similar a los ingresos del 20% de la población más pobre y ya es el segundo país más desigual de la Unión Europea, solo superado por Letonia, según el coeficiente Gini, el indicador más utilizado para medir el nivel de igualdad.

A la luz de esos datos, la responsable de investigaciones de Intermón Oxfam, Teresa Cavero, y el presidente del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, Carlos Cruzado, han dado este lunes las recetas que, a su juicio, deberían aplicar los gobernantes (y que seguramente no aplicarán) para frenar y corregir esa desigualdad.

1-.LA MODIFICACIÓN DE LOS SISTEMAS TRIBUTARIOS

Cruzado asegura que el informe de Oxfam pone en evidencia que los sistemas tributarios del mundo, de Europa y, especialmente, de España, se han modificado en los últimos años para que los repartos sean menos equitativos y progresivos.

En su opinión, estos cambios han ido encaminados a favorecer a las élites económicas y pone como ejemplo las medidas que se han tomado en los últimos años en España: bonificaciones de hasta el 99% en el Impuesto sobre sucesiones, la conversión de las rentas de capital en "rentas del ahorro" o la rebaja en el Impuesto de Sociedades del 35 al 30%. Oxfam, por contra, recomienda una fiscalidad progresiva.

Según el último estudio sobre Opinión pública y política fiscal del CIS, el 70% de los españoles cree que los tributos se deberían recaudar sobre todo a través de impuestos directos, algo que choca con el discurso del FMI, de la Comisión Europea y del propio Gobierno, dado que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya ha señalado que en la próxima reforma fiscal "hay que apoyarse mucho en la imposición indirecta".

2-. LA RECAUDACIÓN DEBE VOLVER A LOS CIUDADANOS

Cavero insiste en que un sistema tributario justo no es suficiente. En su opinión, los Gobiernos deben utilizar esa recaudación fiscal para proporcionar a los ciudadanos asistencia sanitaria, educación, protección social universales y "asegurar la cooperación y la solidaridad con los más pobres".

En este sentido, lamenta que, a la hora de la distribución, las grandes fortunas sigan teniendo "un gran peso".

3-. LUCHAR CONTRA EL FRAUDE

Cruzado critica que la Agencia Tributaria está más volcada en el control de las discrepancias que resultan entre lo declarado por los perceptores de las rentas del trabajo y de capital sometidos a retención que a la investigación de las bases no declaradas. Lamenta, además, la aprobación de la amnistía fiscal, "la tercera desde la aprobación de nuestra Constitución".

Por otro lado, asegura que la Agencia Tributaria dedica únicamente el 20% de su potencial al control de las grandes empresas y fortunas "a pesar de que es donde se concentran las grandes bolsas de fraude". "Luchando contra el fraude se podrían recaudar cada año 90.000 millones de euros", indica.

4-. EVITAR LOS PARAÍSOS FISCALES

Oxfam resalta que otro aspecto importante para luchar contra la desigualdad es no utilizar, o dificultar la utilización, de los paraísos fiscales para eludir el pago de impuestos ni en el propio país ni en otros en los que se invierte y opera. Cruzado resalta que esos paraísos son siempre utilizados por las grandes fortunas para ocultar su patrimonio y por bancos y por grandes empresas.

El estudio estima, de forma conservadora, que la cantidad de dinero en países de baja tributación asciende a 18,5 billones de dólares. Para hacerse una idea, el PIB de Estados Unidos, el país más rico del mundo, es de 15,8 billones de dólares.

5-. NO CEDER A LOS GRUPOS DE PRESIÓN

Oxfam pide a las élites económicas que no utilicen su riqueza para obtener favores políticos que supongan un menoscabo de la voluntad política de sus conciudadanos. Cruzado lamenta que eso está lejos de ocurrir y que los sucesivos gobiernos atienden "más a los grupos de presión correspondientes a esas élites que a la generalidad de los ciudadanos y a los principios constitucionales."

Prueba de ello, argumenta, es que las élites son siempre "los beneficiados por las actuaciones y políticas tributarias seguidas".

6-. MENOS AUSTERIDAD Y MÁS JUSTICIA SOCIAL

Oxfam resalta que los colectivos más pobres de la sociedad han sido los más perjudicados por las medidas de austeridad. Asegura que el FMI ya empieza a reconocer que esas medidas no han dado los resultados esperados en términos de crecimiento y recuperación económicos y que, de hecho, han empeorado las perspectivas de crecimiento e igualdad.

Cavero argumenta que las experiencias en América Latina, el Este asiático y África subsahariana en las décadas de los 80 y 90 demostraron que las respuestas a las crisis son opciones políticas y las que no priorizaron la justicia social generaron aún más desigualdad y pobreza.

7-. FORTALECER LA CALIDAD DEMOCRÁTICA

Oxfam observa que, especialmente en España, la desafección democrática es patente y creciente y se torna peligrosa. "La desilusión de extiende desde lo político hacia otras instituciones del Estado, lo que contribuye al desprestigio de las mismas y aventura conflictos políticos-sociales".

Cavero propone que, para corregir todo eso, los gobiernos fomenten la democracia participativa y den ejemplo combatiendo la corrupción y la impunidad hacia los casos de corrupción.

TE PUEDE INTERESAR

Así cambia la pobreza un rostro (VÍDEO)

Cerca de un tercio de la población está en riesgo de pobreza en España

La pobreza aumenta en España entre las personas con trabajo

"Hemos vuelto a la asistencia de primera necesidad"