INTERNACIONAL
13/06/2014 09:20 CEST | Actualizado 13/06/2014 09:24 CEST

Obama no descarta "nada" para ayudar a Irak

EFE

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha señalado este jueves que está estudiando todas las opciones para ayudar al Gobierno iraquí a hacer frente al avance del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), que el martes tomó Mosul, segunda ciudad del país, y ha prometido avanzar hasta Bagdad.

"No descarto nada porque estamos interesados en garantizar que esos yihadistas no consigan un refugio permanente ni en Irak ni en Siria", ha afirmado Obama en la rueda de prensa que ha ofrecido este jueves desde la Casa Blanca junto al primer ministro australiano, Tony Abott.

Once años después del inicio de la guerra de Irak, el presidente de EEUU ha indicado que la situación en el país "es un asunto que observa con preocupación", por lo que su equipo "está trabajando a contrarreloj para identificar cómo puede proporcionar la asistencia más afectiva (a las autoridades iraquíes)".

Obama ha detallado que habrá acciones inmediatas a corto plazo que tendrán que llevarse a cabo por la vía militar en Irak, y ha agregado que Estados Unidos está dispuesto a emprender acciones militares cuando sus intereses de seguridad nacional están amenazados.

"TODAS LAS OPCIONES"

"Es justo decir que en nuestras consultas con los iraquíes tendrá que haber algunas acciones inmediatas en el terreno militar y nuestro equipo de seguridad nacional está viendo todas las opciones", ha apuntado, de acuerdo con la cadena estadounidense CNN.

Sin embargo, Obama ha subrayado que cualquier medida debe adoptarse con la activa participación de Irak. "Esto debe entenderse también como una llamada de alerta al Gobierno iraquí. Tiene que haber un componente político en todo esto", ha subrayado.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, ya había indicado este miércoles que Estados Unidos ha acelerado los envíos de equipos militares y ha intensificado la capacitación de las tropas iraquíes para ayudar al país a combatir al ISIS. "Estamos trabajando con los líderes iraquíes de todo el país para ayudar a coordinar la respuesta y podéis esperar que proporcionemos ayuda adicional para combatir la amenaza del ISIS", ha asegurado la portavoz gubernamental.

LLAMADA AL PRIMER MINISTRO IRAQUÍ

Además, el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, ha llamado por teléfono al primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, para abordar la grave crisis de seguridad que vive el país, de acuerdo con fuentes norteamericanas.

En los últimos días, el ISIS ha lanzado una gran ofensiva sobre las principales ciudades iraquíes que le ha llevado a hacerse son el control de Mosul y de Tikrit -aunque ya habría sido recuperada por las fuerzas locales-, entre otras. La inercia del ISIS hace temer a las autoridades iraquíes y a la comunidad internacional, incluido EEUU, que los milicianos islamistas consigan hacerse con el control de Bagdad.