INTERNACIONAL

El Consejo de Seguridad de la ONU pide restablecer el alto el fuego en Gaza

12/07/2014 21:34 CEST | Actualizado 12/07/2014 21:45 CEST

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado este sábado una resolución en la que insta a restablecer el alto el fuego pactado informalmente en noviembre de 2012 entre Israel y las milicias palestinas de la Franja de Gaza para parar la actual escalada de violencia.

"Los miembros del Consejo de Seguridad piden poner freno a la escalada de la situación, la restitución de la calma y el restablecimiento del alto el fuego de noviembre de 2012", señala el texto aprobado por el máximo organismo decisiorio de la ONU.

El Consejo de Seguridad se refiere al alto el fuego en vigor formalmente desde el final de la ofensiva israelí Pilar de Defensa. Israel responsabiliza directamente al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) de cualquier violación de la tregua.

En la resolución del Consejo de Seguridad también se expresa la "preocupación" de sus miembros por "el bienestar de los civiles de ambas partes". Por ello, hacen un llamamiento a respetar el Derecho Internacional Humanitario en especial en lo relativo a la protección de los civiles.

Por último, apoyan una reanudación de las negociaciones directas de paz entre palestinos e israelíes "con el objetivo de lograr un acuerdo de paz integral basado en la solución de los dos estados".

ISRAEL SE PREPARA PARA "LARGOS DÍAS DE LUCHA" EN LA FRANJA DE GAZA

Por otro lado, el ministro de Defensa de Israel, Moshe Yaalon, ha declarado que su Gobierno está preparado para "largos días de lucha" en la Franja de Gaza, escenario de intensos bombardeos desde el martes y donde ya han perdido la vida al menos 126 palestinos.

Yaalon ha explicado, durante una reunión de seguridad, que Israel ya trabaja en "próximos objetivos" tras los últimos "logros", informa el diario Haaretz. "Vamos a seguir destruyendo instalaciones de Hamás y de otras organizaciones terroristas", ha advertido.

La operación ha entrado este sábado en su quinto día sin visos de detenerse y con la posibilidad de una ofensiva terrestre muy presente. El Ejecutivo de Benjamin Netanyahu mantiene abiertas "todas las opciones" y tendría ya todo preparado para dar la orden de entrada en Gaza.

Durante la madrugada del viernes al sábado, la aviación israelí alcanzó "más de 60 objetivos terroristas", según un balance hecho público por el Ejército en su cuenta de Twitter. En total, desde el inicio de la operación, los bombardeos han destruido "1.160 de estos objetivos".

Un portavoz del Ejército, Moti Almox, ha confirmado a Israel Radio que los bombardeos continuarán al menos durante 24 horas más y ha subrayado que la "frustración" de Hamás crece por su "incapacidad" para provocar daños a la población del otro lado de la frontera, según 'The Jerusalem Post'.

BAJAS CIVILES

Según Almox, las fuerzas israelíes intentan provocar el menor número de bajas civiles entre los palestinos. Israel ha acusado a Hamás de utilizar a la población como escudo humano, por ejemplo situando sus instalaciones militares en zonas de viviendas.

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) ha denunciado que tres cuartas partes de los al menos 126 palestinos fallecidos eran civiles. Además, dos tercios de los 900 heridos son mujeres o niños.

Según los datos de la UNRWA, 512 viviendas han quedado destruidas o han sufrido graves daños en estos últimos cuatro días. Unos 3.250 palestinos han tenido que abandonar sus hogares y alrededor de 350.000 sufren las consecuencias de los daños a la infraestructura de suministro de agua.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

El horror que nunca para


Operación Margen Protector